Para financiar la heroicidad

La manifestación del primero de mayo en Camagüey. (Flickr/CC)
La manifestación del primero de mayo en Camagüey. (Flickr/CC)

La vieja polémica entre los estímulos materiales y los estímulos morales parece volver a cobrar importancia en medio de "la actualización del modelo socioeconómico cubano". Según un artículo publicado en el periódico Trabajadores bajo la firma de Gabino Manguela, los Héroes del Trabajo carecen hoy de la atención que recibían en la época en la que el Estado era quien financiaba la emulación sindical.

El articulista detalla que "la decisión resultó poco menos que traumática, pero ciertamente, era imposible para la economía sostener ese financiamiento millonario, que algún año superó los 20 millones de pesos en moneda nacional".

Todavía en la primera mitad de los años 80 los estímulos a los Héroes del Trabajo y a los Vanguardias Nacionales consistían en viajes a los países socialistas. Recuerdo una discusión que sostuve con un importante funcionario de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) cuando recababa información para un reportaje para la revista Cuba Internacional. El dirigente sindical insistía en que estos viajes eran un regalo del comandante en jefe y que así debería reflejarse.

Traté de convencerlo de que eso no era "políticamente correcto" en nuestra publicación (que se distribuía preferentemente en el extranjero) porque daba la impresión de que el comandante poseía una enorme fortuna personal de la que podía disponer a su antojo. Puesto de pie y dando un puñetazo sobre el buró me dijo que yo no entendía nada. "Lo más importante que tiene ese viaje no es ir a pasear al extranjero, sino que se trata de un regalo de Fidel. ¡Eso es lo que lo convierte en un estímulo moral!", vociferó.

Lo que ha ocurrido ahora, según parece, es que ha desaparecido aquella "caja chica" ajena al presupuesto de la nación y que en ciertos círculos de poder se mencionaba como "la cuenta del comandante". El último uso que se dio a ese fondo fue las inversiones de La Batalla de Ideas, disuelta por Raúl Castro.

Ahora se pretende que los estímulos materiales no sean tenidos como “gratuidades indebidas” sino como una forma de pago más

Ahora se pretende que los estímulos materiales, esos que cuestan dinero, como una semana en un hotel de Varadero, dependan de los recursos de cada empresa, tanto para los Vanguardias como para los Héroes, de manera que estas erogaciones no sean tenidas como "gratuidades indebidas" sino como una forma de pago más, deducida de las ganancias que la empresa ha obtenido gracias al extraordinario esfuerzo de sus mejores trabajadores.

Trabajadores, órgano de la CTC, se pregunta si sería tan difícil para los organismos y ministerios que tienen en sus plantillas a estos Héroes del Trabajo, financiar —con sus utilidades— una semana al año con un acompañante sin costo alguno en algún centro turístico de primer nivel. También sugiere que a los que tengan automóviles se les ayude a adquirir gomas y piezas de repuesto. Apenas llegan a 150 en todo el país, muchos de ellos ya jubilados

El problema es que todo eso queda restringido bajo el grosero capítulo de estímulo material y ya no tiene el encanto de ser "un regalo del Máximo Líder".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6

Reinaldo Escobar

Reinaldo Escobar (1947)Periodista, nació y vive en Cuba. Se licenció en Periodismo en la Universidad de La Habana ...

Archivo