Cachita, Francisco y los pinareños

Tomando la calzada a la Coloma. (Juan Carlos Fernández)
Tomando la calzada a la Coloma. (Juan Carlos Fernández)

Este martes, la Virgen de la Caridad volvió a recorrer las calles de la ciudad de Pinar del Río. La procesión estuvo encabezada por el obispo Jorge Enrique Serpa y los sacerdotes de las parroquias de la urbe. Con el acompañamiento de la Banda Provincial de Conciertos y una inmensa bandera cubana desplegada a la cabeza de la muchedumbre, el recorrido comenzó en la parroquia dedicada a la Virgen en la calle San Juan, hasta La Catedral donde se ofició la misa.

La diferencia este año la ha marcado la cercanía de la visita del papa Francisco y su vinculación con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos. Quizás motivados por esas novedades, un mayor número de pinareños asistió este martes a las festividades por la patrona de Cuba.

Anselmo, en cercanías de cumplir ochenta años, fue uno de los que no quisieron perderse el momento. "Estoy aquí porque la Virgen escuchó nuestras plegarias y nos regaló un papa que ha facilitado lo que muchos cubanos deseábamos", contaba a todo el que quisiera oírlo. "Estar a bien con Estados Unidos puede ser un nuevo comienzo", afirmaba.

Los discursos y misas ofrecidos por el obispo de Roma durante sus visitas a Bolivia, Paraguay y Brasil han despertado también expectativas sobre las palabras que expresará en Cuba. Francisco ha acrecentado en muchos las esperanzas del cambio y la renovación, no solo dentro de la Iglesia, sino también en la dimensión social. Los pinareños aguardan también por esos aires de cambio que lo rodean.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3

Archivo