Ala y ancla

titulo_propiedad.jpg

Ser propietario de una casa no es siempre una fuente infinita de alegrías. Si la vivienda es suya, pero usted no tiene recursos para repararla ni pesos convertibles para comprarle la pintura, el cemento o los azulejos que ella necesita, entonces usted es dueño de un problema en forma de vivienda. Claro que muchos, sobre todo esos que en la periferia de esta ciudad habitan en “llega-y-pon” sin ninguna legalidad, sueñan con tener una complicación similar a la suya.

Con los años, usted ve como la fachada se deteriora, como el balcón ya no es seguro para pararse en él, o como los peldaños de la escalera se han ido cuarteando con los golpes de los cubos de agua. Todo eso lo sufre desde una doble y rara condición de dueño y desposeído. Esto último, porque las regulaciones, prohibiciones y limitaciones sobre su propiedad son tantas que usted tiene la impresión de pedir permiso para todo lo relacionado con su casa.

Ese domicilio que le costó horas de trabajo, recursos, o la morbosa espera de que algún familiar muriera para heredarlo, es ahora su “ala” y su “ancla”. Le permite invitar a los amigos a compartir bajo su techo, pero usted no puede traspasárselo a quien quiera. Incluso, si ha planeado darse una escapadita por el extranjero, el bip de la confiscación –pasados los once meses- lo hace despertar del sueño del paseo. Tal pareciera que la casa ya no es cobijo y refugio, sino una carga que usted lleva sobre la espalda.

Piensa entonces en ponerse a alquilar a extranjeros y así parar el deterioro que ya se nota por todas partes, pero desde hace años no dan nuevas licencias para esos menesteres. Entonces, decide permutarla por algo más pequeño que esté en mejores condiciones. Una voz amiga le advierte que si la Reforma Urbana se huele que usted está recibiendo dinero por reducirse, pueden hasta expropiarle lo suyo.

De manera que se resigna a ver su casa caerle encima. ¡Al menos tiene usted el título de propiedad para abanicarse mientras la ve deshacerse!

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0

Yoani Sánchez

Soy licenciada en Filología, amante de la tecnología, la literatura y el periodismo. Vivo en La Habana y trato cada ... []

Archivo