Pocas canas, muchos sueños

caricatura.jpg

Quiero hacerle un homenaje en este Blog al periodista Reinaldo Escobar, que recién ha estrenado sus 60 años. Unas envidiables seis décadas que en una vida normal darían material para cerca de doscientos años.

Trabajó como periodista, en los medios oficiales, hasta que en el año 1988 lo expulsaron de la profesión porque sus artículos “no se ajustaban con la línea editorial del periódico Juventud Rebelde”. De ahí -y dando tumbos- terminó como mecánico de ascensores para sobrevivir. Los tropiezos los tomó con la misma sabiduría que lo ha hecho consejero de muchos y padre adoptivo de cientos. Con su máxima de “esto nos pasa porque estamos vivos” ha esquivado el ostracismo, la calumnia, las frecuentes visitas y presiones de “los muchachos del aparato” y las sospechas de no pocos.

Macho, como lo llaman sus amigos, vio nacer en su propia casa a una generación de trovadores, en las ya míticas peñas de “Macho Rico” que se hacían los últimos viernes de cada mes en los años más duros del período especial. Sobre la mesa de la sala, un pomo con azúcar daba la bienvenida a todo el que –después de subir catorce pisos por las escaleras- necesitara energías para cantar, leer o tocar su guitarra.

Con algo de Behique –que sus rasgos taínos confirman- tiene la envidiable capacidad de poder explicar casi todo. Siempre presto a “meter la cuchareta” en cualquier proyecto, los jóvenes lo buscan para que les sugiera ideas más locas y atrevidas que las que ellos proponen. Reinaldo Escobar colecciona amigos, diccionarios y proyectos, nos recuerda a cada rato que lo importante “no es lo que te pasa, sino cómo lo tomas”.

Macho, con quien comparto mi vida y mis proyectos desde hace 14 años, es el ejemplo -doloroso para muchos- de que se puede llegar con pocas canas y muchos sueños a los 60.

Disfrútalos, mi amor!!!!

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2

Yoani Sánchez

Soy licenciada en Filología, amante de la tecnología, la literatura y el periodismo. Vivo en La Habana y trato cada ... []

Archivo