"En la guerra como en la paz maltendremos las comunicaciones"

    1_37.jpg

Los muchachos de Omni-Zona Franca han encontrado la solución al problema de los manófonos arrancados, de la vocecita que dice “el número no se puede alcanzar por congestión en las líneas” y al apetito del teléfono que se traga nuestro menudo sin compasión.

Si lo que queremos es un teléfono, aquí está: pintado, en dos dimensiones, inaprensible y desesperante como un dulce detrás de la vidriera. Al igual que en esos graffitis de las cavernas -donde el delineado del venado conjuraba al otro que pastaba en las praderas- estos teléfonos nos acercan a lo que se nos escapa. Pintarlos es la forma de someterlos, de hacerlos nuestros, de finalmente capturar y “domar al potro salvaje de la tecnología”.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4

Yoani Sánchez

Soy licenciada en Filología, amante de la tecnología, la literatura y el periodismo. Vivo en La Habana y trato cada ... []

Archivo