Los independientes de los independientes

Cables de ADSL.
Cables de ADSL.

"No hablar de política ni de religión" dice la regla número uno de la red ilegal de datos más extendida en La Habana. Quienes se suman a la telaraña de routers y antenas que conforman SNet aceptan tales pautas como una cuestión de sobrevivencia. Enchufarse al servicio permite formar parte de una cofradía que cada miembro protege y mantiene a "bajo perfil". A pesar de tener tan estrictos límites, vale la pena experimentar esa posibilidad de conectarnos a otros, utilizar el servicio de chat interno y tener el vértigo de estar online... aunque sepamos que estamos tristemente offline. Una ilusión de Internet que se mantiene mientras tengamos encendido el receptor wi-fi de nuestra computadora.

Al paquete de audiovisuales le pasa otro tanto. Entre sus decenas de carpetas cargadas de series y películas, se cuelan algunas noticias y revistas. Un clic bastará para comprobar que pocos quieren meterse en problemas con el Gobierno por distribuir materiales críticos. De manera que los repartidores del también llamado combo, pagan el peaje incluyendo copias del diario Granma, materiales del noticiero televisivo y salvaguardas de sitios digitales pertenecientes a periódicos provinciales. Pero... al decir de un personaje cinematográfico, "entre la hojarasca brillan pepitas de oro". Circulan en ese compendio varias publicaciones independientes, dedicadas a la música, la farándula y el sector privado cuya audiencia espera con ansias cada nuevo número.

Quienes proyectan la Cuba del futuro harían bien en zambullirse en esa Cuba del presente

¡Atención! Una manera de escribir y de hacer llegar ideas a un gran número de cubanos está incubándose en el paquete, que incluye revistas elegantes –independientes de los independientes- enfocadas a un público que al leerlas ya está imaginando un país diferente. Por eso abundan los colores vivos, el diseño cuidado, las imágenes de sabrosos platos servidos en exclusivos restaurantes o las entrevistas a reconocidos cantantes. No se habla de política en ninguno de sus artículos y sin embargo cada texto publicado es una negación de la ideología en el poder. Desde compendios de cómo ser un emprendedor, pasando por manuales para lograr el éxito de una empresa o simples talleres para cocinar los más sabrosos churros rellenos del barrio, completan parte de esa oferta de publicaciones que van ganando espacio en el paquete.

Quienes proyectan la Cuba del futuro harían bien en zambullirse en esa Cuba del presente. Una realidad recogida en más de un terabyte de datos que pasa de puerta en puerta. Un paseo por eso que no decimos ser, pero que somos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 185

Yoani Sánchez

Soy licenciada en Filología, amante de la tecnología, la literatura y el periodismo. Vivo en La Habana y trato cada ... []

Archivo