Las medias noticias

1_43.jpg

¡Vaya forma que tenemos los cubanos de enterarnos de lo que pasa! Hemos aprendido a leer entre líneas, a sospechar de cada información y a dudar de lo que dicen esos señores de traje y corbata que hablan en los noticieros. Cuando aparece un titular que anuncia “se restablece el servicio de…” se están dando dos noticias en una, la que nunca se hizo publica de que “no estaba funcionando” y la de que ahora “vuelve a hacerlo”. Los restaurantes vegetarianos, por ejemplo, que inundaron la ciudad y la prensa hace siete años, ahora han cerrado sus puertas y ningún periodista oficial le dedica un reportaje a su decrepitud.

Ayer han dado la noticia de que los estudiantes de la Universidad de Oriente, junto a sus profesores han protagonizado una marcha de apoyo a la Revolución. Algo no encaja, ¿verdad? pues hace una semana se rumora que hubo una protesta, allí mismo, por las pésimas condiciones de los albergues, la comida y el transporte. Así que siguiendo esa línea informativa, que nos toma por perennes infantes incapaces de sacar sus propias conclusiones, la TV nacional ha vuelto a ocultarnos lo que pasa al no narrar los sucesos de Santiago de Cuba.

Vimos como la delegación cubana ante la ONU se levantaba de sus asientos durante el discurso de Bush, pero las palabras de éste nunca fueron transmitidas. Asistimos a la firma masiva de una “momificación constitucional” sin que se mencionara el proyecto Varela, al que evidentemente se intentaba dar respuesta con dicha acción. El pasado mes de enero leímos en Granma una críptica declaración de la UNEAC, hablando de cierta polémica intelectual que nunca se hizo pública en los medios. Ayer mismo vimos en la pantalla al ministro de exteriores de Bolivia exigiéndole al embajador norteamericano que se retracte de una declaraciones que jamás conocimos.

De medias verdades, noticias castradas y silencios, están llenas las páginas y minutos de nuestros noticiarios. De vez en cuando una encuesta sobre el estado de las pesas en los agromercados o el precio de los taxis privados intenta matizar –sin lograrlo- esta imagen de paraíso. Una verdadera arqueología informativa, es la que tenemos que realizar cada día los cubanos, para completar las noticias.

Con una buena parte de rumor, otra de intuición y pocas confirmaciones los cubanos vamos construyendo nuestras informaciones y referencias: ¡ya se puede imaginar lo que sale de ahí!

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3

Yoani Sánchez

Soy licenciada en Filología, amante de la tecnología, la literatura y el periodismo. Vivo en La Habana y trato cada ... []

Archivo