El regreso de Eliécer

La desconfianza es parte fundamental del legado negativo que nos deja este sistema. La duda antes que el abrazo, la suspicacia por delante del candor y las frases como “seguro es de la seguridad del Estado” en lugar de “¡qué bueno que se atreve!” No hay nada más frustrante, para quien cruza la línea entre callarse y opinar, que ser recibido al otro lado por el recelo. Esa eterna sospecha que nos han inoculado desde pequeños se erige como el producto mejor logrado del castrismo. Estoy harta de temerle al otro, de siempre preguntarme cuáles son sus reales intenciones, de creer que se acerca para informar, mentir, fisgonear. Renuncio a la cautela; es más, me entorpece, me entristece.

El regreso de Eliécer Ávila, con su excelente entrevista para Estado de SATS, ha provocado que mi móvil se llene de mensajes al estilo de “cuidado, puede ser un señuelo de la policía política”, “atención, probablemente vuelve como agente encubierto”. Los he leído todos con calma, agradeciendo la honesta preocupación que rezuman muchos, pero no estoy dispuesta a continuar con este ciclo de la aprensión. Cada palabra de Eliécer me parece nacida desde la sinceridad. Si la vida algún día me demuestra que era una apreciación errada, seguiré pensando que ahora –en este minuto– su verbo le fue más desfavorable al poder que lo beneficioso que le será luego de ese hipotético destape.

Cuando rechazamos a alguien o dejamos de estrecharle la mano por temor a que sea un topo del G2 , en nuestra Lubianka criolla algún oscuro oficial se gana una medalla. Ellos se nutren de nuestros temores, se hacen fuertes en el terreno de la intriga. Me niego, pues, a seguirles haciendo el trabajo tan fácil. En fin de cuentas, resulta bastante ridículo para un gobierno tener que pavonearse de haber infiltrado un agente secreto en grupos transparentes y pacíficos. Risible la administración que reconoce controlar en las sombras, ya que desde la legalidad y los argumentos no lo logra.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0

Yoani Sánchez

Soy licenciada en Filología, amante de la tecnología, la literatura y el periodismo. Vivo en La Habana y trato cada ... []

Archivo