Callejeros y abandonados

Un perro callejero. (14ymedio)
Un perro callejero. (14ymedio)

En Cuba no existe Ley de Protección Animal. Tampoco regulaciones de ningún tipo que eviten el maltrato y la crueldad. Lejos de esto, es el mismo Departamento de Zoonosis, adscrito al Ministerio de Salud Pública, quien ejecuta la recogida de los perros callejeros de forma tan bárbara y sangrienta que resulta una vergüenza para un Estado que se precia de promover la educación y la cultura, amén del peor ejemplo para niños y jóvenes.

Los llamados "recogedores de perros" no usan las redes de captura que se exigen en la mayoría de los países civilizados. Estos "trabajadores de zoonosis" agarran al animal por una pata, dándole vueltas en el aire con gran fuerza para lanzarlos así, violentamente, contra la puerta de entrada al carro-jaula. Usualmente, este método rompehuesos, saca ojos y dientes y deja una estela de sangre en el lugar de recogida.

El pueblo se reúne alrededor de estos circos romanos ambulantes, gritándoles insultos y demostrando su condena a estos hechos. A su vez, los recogedores alardean de su conducta brutal y agreden con injurias y palabras obscenas al público que los rodea, jactándose ante ellos de que tienen total apoyo, protección e inmunidad estatal.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2

Varios autores

Pensar la naturaleza, protegerla, aprender a apreciarla; de eso va este espacio hecho por varios cubanos

Archivo