Otro tema maltratado

Auto del control de zoonosis para transportar perros. (Luz Escobar)
Auto del control de zoonosis para transportar perros. (Luz Escobar)

El programa la Mesa Redonda del pasado 31 de octubre, dedicado al maltrato de los animales en Cuba, ha causado una reacción inesperada. A pesar de la superficialidad del debate, quedó claro para profanos y conocedores que el problema está pidiendo a gritos que se legisle al respecto y que las instituciones se tomen en serio un asunto agravado por más de medio siglo de indiferencia.

Una de las deficiencias más notables del estelar espacio fue la ausencia de auténticos especialistas. Por ejemplo faltaba allí la presidenta de la Asociación Nacional para la Protección de Animales y Plantas, la señora Nora García, como también brillaban por su ausencia representantes del Ministerio del Interior, con su departamento de enfrentamiento a las ilegalidades, y del Ministerio de la Agricultura, que regentea a tantos animales en el país.

Una especialista del Consejo Científico Veterinario de Frontera reconoció la brutalidad del departamento de Zoonosis al recoger a perros callejeros que, al llegar al "asilo" situado en el barrio de Arroyo Arenas, eran sacrificados administrándole una dosis de estricnina. Sin embargo, no mencionó las convulsiones y los terribles dolores que sufren los animales por este procedimiento. Al ser enfrentada a la creciente agresión a que se ve sometida la fauna alada de la Isla, especialmente sinsontes, cotorras, tomeguines, ella dijo que eran animales decorativos y que lo más importante era mantenerlos en jaulas adecuadas.

Varias imágenes de peleas de perros (algunas tomadas del filme Conducta) ilustraron este fenómeno que ya está presente en todos los barrios cubanos, pero faltó decir que esta crueldad se produce eminentemente por el afán de lucro de personas inescrupulosas, con la evidente "vista gorda" de los representantes de la ley, que no intervienen y, cuando lo hacen, carecen de un instrumento legal adecuado para impedir que se repitan tales hechos.

Los panelistas mostraron desconocimiento sobre el tema y una enorme falta de sensibilidad

Con la honrosa excepción del periodista Ciro Bianchi, varias veces interrumpido por la conductora Arleen Rodríguez, los panelistas mostraron desconocimiento sobre el tema y una enorme falta de sensibilidad.

Sin embargo pocas veces se le había dado tanta promoción previa a un programa de esta serie, de la que se han burlado casi todos los humoristas por su carácter excesivamente oficialista y por ser tan aburrida. De hecho se reconoció que nunca antes habían recibido igual número de llamadas y mensajes a través de los teléfonos y el correo electrónico.

Lo peor del caso es que se corre el riesgo de que esta Mesa Redonda, en lugar de abrir un debate indispensable en nuestra sociedad, haga la función de dar por terminada la discusión, dado el carácter oficial y lapidario que tiene esta emisión.

Fueron muchas las aristas que dejaron de mencionarse o que solo se tocaron superficialmente como, por ejemplo, el sufrimiento excesivo a que se ven sometidos los caballos que pasean a los turistas en algunas ciudades de Cuba o que mueven a pasajeros nacionales a falta de un transporte público, las vallas de gallos, la situación de los zoológicos y la imperiosa necesidad de una campaña que concientice a la ciudadanía, especialmente a niños y adolescentes.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8

Varios autores

Pensar la naturaleza, protegerla, aprender a apreciarla; de eso va este espacio hecho por varios cubanos

Archivo