Ahora le toca a Colombia ayudarnos a conseguir la democracia

Reunión entre los equipos negociadores en La Habana en la que se discutió el tema agrario. (@EquipoPazGob)
Reunión entre los equipos negociadores de la paz colombiana en La Habana. (@EquipoPazGob)

Cuba ya no está supeditada a los dictámenes del hombre que impuso su voluntad durante más de medio siglo. Ha llegado la hora de conversar con el pueblo, de reconocer y dar voz pública a quienes manifiestan criterios diferentes.

La partida de un autócrata por deceso natural tiene precedentes muy positivos en la historia. Los cambios se producen pacíficamente, por diálogo y consenso. La más hermosa de esas transformaciones se produjo en España tras la muerte de Franco. El caso de Pinochet en Chile pudiera alumbrar también el camino de quienes quedan al frente del Gobierno cubano en esta hora. Lastimoso fue el final de Ceaucescu y su familia por negarse a entregar el poder a un pueblo cansado de su dictadura. No es violencia lo que desea el cubano insular aspirante a mantener varios logros sociales creados por la Revolución en una nueva República donde se haga realidad el sueño del Apóstol: Con todos y para el bien de todos.

No estaría de más aconsejar a los grupos opositores –que son muchos– enviar al presidente Juan Manuel Santos la petición de que, en reciprocidad a la actitud del Gobierno cubano como mediador para que su país alcance una paz definitiva, brinde una mesa de diálogo en Colombia y reúna, de manera respetuosa e imparcial, a negociadores del régimen y la disidencia interna y alcancen un acuerdo constructivo para escoger quien será el 24 de febrero de 2018 nuestro próximo presidente de la República.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 27