De Morse a ADSL

Cables de ADSL.
Cables de ADSL. (CC)

En 1832, Samuel Morse inventó el telégrafo y un año después inspiró a dos científicos en Alemania para tender un alambrado de apenas un kilómetro y comunicarse entre sí. El novedoso método cableó a América y Europa por separado, pero los hombres querían vencer el obstáculo del mar. Para 1851 se comenzó con éxito el tendido de cables submarinos. Las señales eran confusas y retardadas. No es hasta 1866 que un cable transatlántico se instala con éxito después de varios costosos fracasos. Sin embargo, la perseverancia y la tecnología punta de la época propiciaron que para finales del siglo XIX se hubieran tendido más de 15 cables transatlánticos. Las comunicaciones transoceánicas acortaron la distancia, aunque al principio, un mensaje breve podía tardar casi un día completo en cruzar el Atlántico.

Con el afán de ir más allá de los golpeteos de Morse se desarrollaron en la segunda mitad del siglo XIX otras formas de comunicación. En 1875 el abuelo del fax se dio a conocer con discreto éxito. No es hasta los años ochenta del pasado siglo que esta tecnología comienza su expansión para ceder ante la rapidez de la transmisión de datos por nuevas vías.

Pero el fax no existiría de no haberse inventado un aparato modulador-demodulador que intercambia la señal digital de la computadora con la señal analógica que se transmite a través de la red telefónica y que conocemos por módem. El módem en sí mismo no realiza la transmisión, pero la prepara para que pueda ser decodificada (demodulada) por el receptor. Transforma la información digital de la computadora en información analógica para pasar por el canal de audio de la línea telefónica.

Mucho más veloz que el módem, con su tasa de transmisión de 56 kbps (kbps: 1000 impulsos 1-0 por segundo), en esta constante revolución de las telecomunicaciones aparece la conexión ADSL (Asymmetric Digital Subscriber Line). Se trata de una conexión diseñada para una velocidad de descarga mucho mayor que de subida de contenidos (ideal para la mayoría de los usuarios). Aún con estas ventajas, las redes Ethernet y el cable de fibra óptica pronto le hacen sombra al ADSL con velocidades desde 300 kbps hasta 10 Gbps frente a los 128 kbps de la predecesora.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0