Reactivar las ondas cerebrales puede favorecer el curso del alzhéimer

Los síntomas del alzhéimer incluyen pérdida de memoria, confusión y cambio en el estado de ánimo o de la personalidad. (Fotolia)
Los síntomas del alzhéimer incluyen pérdida de memoria, confusión y cambio en el estado de ánimo o de la personalidad. (Fotolia)

(EFE).- Reactivar los impulsos eléctricos rítmicos que producen las redes de neuronas, conocidos como ondas cerebrales, puede favorecer la eliminación de proteínas beta-amiloides en el cerebro, asociadas al alzhéimer, según un estudio en ratones publicado este miércoles en la revista Nature.

Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han comprobado que modificar la frecuencia de las ondas cerebrales por medio de una técnica basada en haces de luz puede reducir la acumulación de beta-amiloides, así como activar las células del sistema inmune para limpiar las placas existentes.

Cuando las redes de neuronas se activan de manera sincronizada en el cerebro, generan oscilaciones eléctricas que pueden registrar diversos órdenes de magnitud, entre 0,5 y 200 pulsos por segundo (hercios).

Cuando esa frecuencia se sitúa en torno a los 40 Hz por segundo, los pulsos son conocidos como oscilaciones gamma, un tipo de onda que ha demostrado en estudios anteriores estar implicada en procesos neurológicos como la atención, la percepción sensorial, el aprendizaje y la memoria.

Para evaluar su relación con el alzhéimer, el grupo de científicos liderado por Li-Huei Tsai monitorizó la actividad neuronal de ratones con una mutación genética que causa la enfermedad en humanos.

El grupo de científicos monitorizó la actividad neuronal de ratones con una mutación genética que causa la enfermedad en humanos

Los científicos comprobaron cómo las oscilaciones gamma se redujeron antes de la formación de placas de beta-amiloides y antes de que se produjera un deterioro cognitivo.

En una segunda fase del estudio, estimularon de manera sincronizada células en el hipocampo de los ratones para restaurar las ondas cerebrales a su intensidad original, con lo que activaron el sistema inmune del cerebro para limpiar las placas acumuladas.

Utilizaron además una "técnica no invasiva", basada en luces de tipo LED parpadeando a una frecuencia de 40 Hz, para lograr una reducción en las placas de la proteína acumuladas en el córtex visual de los roedores en una fase avanzada de la enfermedad.

El conjunto de observaciones de los investigadores sugiere que la reducción de los niveles de beta-amiloides puede deberse a dos procesos simultáneos, la ralentización en la acumulación de la proteína y el aumento de la efectividad de los procesos de limpieza.

Con su "perspectiva experimental única", el equipo de Li-Huei ha logrado "incrementar la actividad de la microglía para eliminar las beta-amiloides y reducir al mismo tiempo la formación" de placas, explicó en una rueda de prensa telefónica la científica del MIT.

Los autores del trabajo subrayan que el uso de ondas cerebrales en determinadas frecuencias para tratar los síntomas del alzhéimer puede constituir un nuevo acercamiento a los tratamientos de la enfermedad, por lo que subrayan la necesidad de estudiar en más profundidad esos mismos mecanismos en humanos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0