Un eclipse de Sol inaugura la primavera

Captura de la transmisión del eclipse solar en el hemisferio norte
Captura de la transmisión del eclipse solar en el hemisferio norte

Durante la mañana europea del viernes 20 de marzo ha sido posible observar un eclipse parcial de Sol en el hemisferio norte  que coincide con el día en que comienza la primavera, a las 22:45h (GMT).

Los eclipses solares se producen cuando la luz de nuestra estrella se oculta de forma parcial o total al interponerse en medio la Luna frente a un observador en la Tierra.

La fase de totalidad del eclipse ha tenido lugar en un punto del océano Atlántico al este de la península del Labrador (Canadá), cruzado el océano Atlántico norte sin tocar tierra excepto en el archipiélago de las islas Feroe (Dinamarca) y atravesado el mar de Noruega adentrándose en el archipiélago Svalbard (Noruega). Después ha continuado por el océano Ártico y terminó en un punto cercano al Polo Norte.

Diversos planetarios, asociaciones e instituciones organizaron encuentros para disfrutar del espectáculo. Sin embargo, el mal tiempo ha impedido a los curiosos de en buena parte de Europa observar el fenómeno. Tanto en Francia como en Reino Unido y España, las nubes han deslucido el esperado eclipse. Se prevé que el fenómeno no volverá a verse en esas latitudes hasta 201.

Cómo observar un eclipse

Los expertos subrayan que nunca debe observarse el Sol directamente o con gafas de sol. Mirarlo sin una protección segura y adecuada puede dañar los ojos. Tampoco debe observarse con aparatos (cámaras, vídeos) o instrumentos (telescopios, prismáticos) que no estén preparados y cuenten con los filtros adecuados.

El Sol puede ser observado sin ningún peligro viendo su imagen proyectada sobre una pantalla situada a la sombra. Por ejemplo, la imagen conseguida sobre una pared o un techo con un espejito plano cubierto enteramente con un papel al que se ha recortado un agujero de menos de 1 cm de diámetro. No hay que observar la imagen del Sol en el espejo, solo la proyectada.

El método más simple para proyectar la imagen del sol consiste en utilizar dos cartulinas, a una de las cuales se practicará un pequeño agujero (de unos milímetros, no hace falta que sea circular). Colocándose de espaldas al sol, se sujeta esta cartulina de manera que su luz pase por el agujero y aparezca en la otra, situada a dos o tres palmos de distancia y a la sombra de la primera. Si se usa espumadera de cocina se pueden conseguir múltiples imágenes del Sol.

También se puede ver con seguridad mediante las denominadas gafas de eclipse homologadas (índice de opacidad 5 o mayor) siguiendo sus instrucciones. No hay que andar mientras se usan. Es mejor sentados.

Con información de la Agencia SINC

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3