Académicos de EE UU salvan archivos coloniales en Cuba

El padre Bendito, párroco de la iglesia de la Santísima Trinidad, junto a parte de los archivos y fotografiado por David Lafevor. (D.L./Vanderbilt University)
El padre Bendito, párroco de la iglesia de la Santísima Trinidad, junto a parte de los archivos y fotografiado por David Lafevor. (D.L./Vanderbilt University)

Un equipo de académicos de EE UU intenta evitar la pérdida de millones de documentos históricos cubanos, pertenecientes a la época colonial y en riesgo de desaparecer, debido a las malas condiciones de conservación en las que se encuentran, según publica este lunes Associated Press. La mayoría de estos documentos arrojan luz sobre la trata de esclavos, una época que entrelaza la historia de la Isla y el país vecino.

El proyecto está liderado por David Lafevor, profesor de Historia en la Universidad de Texas, y su hermano Mateo, profesor de Geografía en la Universidad de Alabama. Ambos llevan más de una década trabajando para digitalizar este fondo documental de casi dos millones de textos del siglo XVI, en asociación con la Fundación de la Biblioteca Británica y la Universidad de Vanderbilt.

Las iglesias se convirtieron en depositarias de este tesoro debido a su papel central en la vida de la Isla y porque sus integrantes tenían un buen nivel educativo y actuaban de forma minuciosa. Así, los registros recogen datos como la fecha de nacimiento, el estado civil, el origen y las defunciones de los esclavos. Los españoles, aunque no menos crueles que los anglosajones, reconocían la "personalidad" de sus esclavos cuando eran bautizados.

"Los documentos no sólo son pertinentes a la Iglesia Católica, porque la iglesia era a menudo el edificio más importante de la ciudad, por lo que otros documentos se mantuvieron allí también", explicó Lafevor a AP.

La Iglesia Católica de Cuba ha desempeñado un papel importante en este proyecto de preservación, permitiendo el acceso a los archivos y ayudando a identificar documentos importantes

La Iglesia Católica de Cuba ha desempeñado un papel importante en este proyecto de preservación, permitiendo el acceso a los archivos y ayudando a identificar documentos importantes.

El proceso de digitalización de los papeles consiste en quitar cuidadosamente los volúmenes antiguos de su lugar de almacenamiento, colocarlos en un paño negro utilizado como fondo, abrir cada página lentamente y fotografiarla. Un libro medio puede contener cientos de páginas en muy distintas condiciones.

Los estadounidenses utilizaban Cuba, donde la esclavitud no fue proscrita hasta 1886, como punto para transportar a los africanos destinados a los mercados de esclavos del sur de Estados Unidos.

Lafevor afirmó desconocer cuántos millones de documentos están almacenados y cuántos se han podido perder en tormentas, ataques de piratas, guerras y disturbios civiles, pero el proyecto busca preservar el mayor número posible antes de que se pierdan más. El proceso se extenderá hasta 2018 y se espera poder digitalizar casi 2 millones de documentos en cuatro ciudades de la Isla.

Sin embargo, advirtió, el proyecto es sólo un pequeño paso hacia la preservación de un legado de millones de documentos más que abarcan 500 años de la historia de Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 9