Acosta y su compañía buscan trazar un nuevo futuro para la danza en Cuba

Acosta Danza se presentará este viernes por primera vez en el Gran Teatro de La Habana. (Facebook)
Acosta Danza se presentará este viernes por primera vez en el Gran Teatro de La Habana. (Facebook)

(EFE).- Con el debut este viernes de su compañía Acosta Danza, el bailarín y coreógrafo cubano Carlos Acosta busca imprimir "diversidad" y un sello "moderno" a la escena artística del país caribeño, con un proyecto que fusiona técnicas clásicas y contemporáneas y que traza un nuevo futuro para ese arte en la isla.

Tras seis meses de intensa preparación, el "gran sueño" del exbailarín del Royal Ballet de Londres se hizo realidad y ahora Acosta Danza se presentará esta noche por primera vez en el Gran Teatro de La Habana, con una selección de piezas contemporáneas a la que seguirá en los próximos días otra de clásicos.

Tras el ensayo general realizado ayer jueves y al que tuvo acceso la prensa, Acosta enfatizó la "buena vibra" del proyecto, que para él "significa avance, evolución" y sobre todo demuestra que "cuando hay emoción, el cielo es el límite".

"El sello (de la compañía) es diversidad, moderno, refrescante, con un gancho cubano. Abraza todas las tendencias: la punta de ballet, lo tradicional, lo posmoderno, abraza el flamenco, justo como es el siglo XXI en estos momentos", explicó el famoso bailarín.

Para la primera actuación de su compañía, Acosta ha escogido cinco piezas contemporáneas, distintas en conceptos e historias, aunque en todas se evidencia la preparación y precisión de los bailarines, con evoluciones que rozan la acrobacia sin dejar de mostrar por ello plasticidad y delicadeza.

Lo interesante de esta nueva propuesta es que desdibuja las fronteras -hasta ahora muy marcadas en Cuba- de los estilos clásico y moderno, y presenta a un bailarín que logra danzar en puntas y moverse también con la libertad que permite la técnica contemporánea, en una fusión orgánica y natural.

Para la primera actuación de su compañía, Acosta ha escogido cinco piezas contemporáneas, distintas en conceptos e historias

Las obras elegidas para las funciones inaugurales muestran muy bien esta dualidad: Alrededor no hay nada, coreografía del español Goyo Montero sobre poemas de Joaquín Sabina y Vinícius de Moraes, Faunos, del belga Sidi Larbi Cherkaoui, y El cruce sobre el Niágara, de la cubana Marianela Boán.

Sin embargo, donde más se aprecia ese "gancho cubano" es en Faunos, estreno mundial del cubano Alexis Fernández Maca.

Ambientada en el emblemático malecón habanero, esta obra refleja a la Cuba actual: un país de mezclas y contrastes que se evidencian en el elenco de la compañía, formada por 25 artistas de todas las razas y provenientes de compañías como el Ballet Nacional de Cuba y Danza Contemporánea de Cuba.

Sin embargo, no hay dudas de que la Carmen de Carlos Acosta será el plato fuerte del programa, una versión del conocido clásico donde interviene de manera muy especial el famoso bailaor español Rafael Amargo.

Para el público cubano es una obra doblemente interesante porque es el trabajo escogido por el famoso bailarín para despedirse, en noviembre del pasado año, de la escena del Royal Opera House, sede del Royal Ballet londinense, donde actuó durante 17 años.

Esta es una Carmen que será "bastante diferente, más contemporánea", precisa Laura Treto, una de las protagonistas de la pieza, quien siente que trabajar con su "ídolo" Acosta ha sido una "oportunidad maravillosa".

La 'Carmen' de Carlos Acosta será el plato fuerte del programa, una versión del conocido clásico donde interviene de manera muy especial el famoso bailaor español Rafael Amargo

Para Treto lo más relevante de "Acosta Danza" es que "es la primera compañía en Cuba que como tal mezcla estos estilos de baile y te exige dominar ambos", algo que ya se ha hecho en otros países y que "puede ser el futuro de la danza" en la Isla.

Emocionado por la colaboración, su "manera de continuar esa colaboración tan bonita que comenzaron Antonio Gades y Alicia Alonso", Rafael Amargo declaró a Efe que la elección de Acosta de no diferenciar entre lo moderno y lo clásico "actualiza mucho más, si cabe, la danza en Cuba" y "acerca mucho más la isla al mundo".

"El casting (elenco) es maravilloso, muy variado. Los tiempos cambian y la danza evoluciona, son ellos los que lo cuentan de esa manera tan maravillosa. Este mestizaje, esta fusión entre todos los bailarines, es un canto a la libertad y a cómo el mundo está siendo", dijo todavía enfundado con el traje rojo que usó en escena.

Acosta Danza estará en cartelera en el Gran Teatro Alicia Alonso hasta el 16 y 17 de abril, cuando presentará su programa clásico, que incluye El lago de los cines, La Sílfide y el pas de deux de Carmen de Acosta.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0