'El Comandante' Chávez vuelve a Cuba en copia pirata

La serie de Sony Pictures llega a la Isla a través de las redes alternativas y pone en guardia a la Plaza de la Revolución

Fotograma de la serie 'El Comandante' de Sony Pictures
Fotograma de la serie 'El Comandante' de Sony Pictures

Hugo Chávez ha vuelto a las pantallas cubanas. Esta vez no viene rodeado de adjetivos pomposos sino que se muestra como un hombre dominado por grandes pasiones y un inmenso ego. El primer capítulo de la serie El Comandante, producida por la sede latinoamericana de Sony Pictures Television, llegó esta semana a la Isla a través de las redes alternativas.

Una copia pirata de la biografía del presidente venezolano circula en el país, aunque las dos casas matrices más importantes del informal paquete, Omega y Odisea, no lo han incluido aún en su parrilla, un gesto que delata cautela ante una posible reacción negativa del oficialismo. Por el momento, la manera de obtener el material se concentra en aplicaciones para compartir contenido, al estilo de Zapya.

Su estructura dramática, salpicada con material documental, logra vencer los pruritos de una audiencia hastiada de propaganda ideológica

Con más de medio centenar de episodios, El Comandante tiene todos los ingredientes para calar profundamente en Cuba, un país amante de las telenovelas y los culebrones. Su estructura dramática, salpicada con material documental, logra vencer los pruritos de una audiencia hastiada de propaganda ideológica que prefiere los materiales de entretenimiento.

La serie protagonizada por el actor colombiano Andrés Parra muestra a los espectadores un ángulo diferente del líder venezolano y corroe el mito del político entregado a su pueblo que ha tejido el discurso oficial, pero sobre todo, completa la dimensión humana de un individuo desfigurado por los alabarderos y sus más acérrimos críticos.

En unos años, el Chávez que recordarán los cubanos puede que se parezca más a este personaje que al político "invencible y eterno" que promociona la televisión oficial, algo similar a lo ocurrido con la arrasadora serie sobre la vida del narcotraficante colombiano Pablo Escobar y cuyo rol protagónico también fue interpretado por Parra.

La producción de Sony ha levantado ronchas en la cúpula venezolana. El presidente Nicolás Maduro la catalogó como "basura" y Diosdado Cabello aseguró que estaba pensada para "hacer daño a la memoria del comandante Hugo Chávez". El enfado se ha visto alimentado también porque uno de los productores y guionista es y uno de los productores del material es el periodista Moisés Naím, exministro del gobierno de Carlos Andrés Pérez.

Sin embargo, los temores que despierta El Comandante rebasan al palacio de Miraflores. La Plaza de la Revolución también parece nerviosa ante un audiovisual que en los círculos oficialistas ya se ha catalogado como "una falta de respeto a Chávez". Quizás haya también cierta preocupación ante la posibilidad de que, como se está comentado en EE UU, se haga una serie similar con Fidel Castro.

Por el momento, el primer capítulo de la serie que ha llegado a la Isla se concentra en los orígenes humildes del líder, su toma de conciencia social y los hechos iniciales que lo llevaron más tarde al poder. Los productores han anunciado que abordarán hasta 30 acontecimientos importantes de la vida de Chávez y resulta probable que las alusiones a la Isla se vuelvan frecuentes en la medida que avancen los capítulos.

El formato, pensado para el consumo masivo, incomoda a las cabezas más altas del Ministerio de Cultura, que buscan contrarrestar la serie con documentales sobre el militar que encabezó un golpe de Estado fallido en 1992. "Nos han orientado a transmitir las próximas semanas más material de archivo sobre Chávez", aseguró una fuente del Instituto Cubano de Radio y Televisión que prefirió el anonimato.

La muerte por cáncer del presidente venezolano estuvo rodeada de misterio e informaciones contradictorias que no han sido aclaradas aún. ¿Falleció realmente en Caracas o su vida terminó en La Habana, como aseguran algunos?

Según este empleado estatal, "lo peor se espera para los últimos capítulos de la serie". La muerte por cáncer del presidente venezolano estuvo rodeada de misterio e informaciones contradictorias que no han sido aclaradas aún. ¿Falleció realmente en Caracas o su vida terminó en La Habana, como aseguran algunos? La expectativa crece por ver cómo los guionistas de El Comandante solucionan ese entuerto dramático.

Bajo el subtítulo de El poder de la pasión y la pasión por el poder, la serie promete sacar muchos otros esqueletos del armario. Detalles de la vida privada de Chávez y la ambición que lo fue dominando hasta asemejarlo a uno de esos caudillos que pueblan la literatura latinoamericana. Sus episodios abordan la conversión del ser humano en esperpento autoritario.

El hombre que dominó el destino de Venezuela desde 1999 y hasta su muerte en 2013 regresa ahora convertido en personaje. Las simpatías o animadversiones que provoque ya no dependen de su oratoria, de sus prebendas o furibundos ataques a Estados Unidos. Ahora está frente a los espectadores, que pueden aplaudirlo, odiarlo... o simplemente aburrirse.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 18