Concluye Festival de la Trova Pepe Sánchez

Pepe Sánchez (a la izquierda con guitarra) y Emiliano Blez junto a tres cantantes en el 'Quinteto de Pepe Sánchez'
Pepe Sánchez (a la izquierda con guitarra) y Emiliano Blez junto a tres cantantes en el 'Quinteto de Pepe Sánchez'

Esta noche concluye otra edición del Festival de la Trova Pepe Sánchez en Santiago de Cuba. Un evento que durante más de cinco décadas ha venido uniendo a trovadores de diferentes épocas y diversas tendencias. En esta ocasión la cita musical se ha enmarcado en las celebraciones por los 500 años de la villa y ha tenido sus luces y sus sombras, donde no faltaron los buenos acordes pero tampoco los desencuentros organizativos.

Durante varias jornadas se han sucedido conciertos y descargas en teatros, plazas y parques. Varias generaciones de trovadores como Eduardo Sosa, Marta Campos y José Ordaz se han reunido para compartir escenarios con músicos que incursionan también en otros géneros, tal es el caso de Raúl Torres, William Vivanco y Adrián Berazaín.

Los santiagueros han podido disfrutar así de las canciones tradicionales que aún estremecen el alma y encantan los oídos. Sin embargo, muchos consideran que la edición del Festival que recién termina, ha estado limitada por cuestiones de infraestructura y de una inadecuada selección de las instalaciones culturales.

Las locaciones elegidas resultaron pocas y la insuficiente divulgación en los medios provinciales impidió que muchos interesados en esta música se enteraran a tiempo. Día cimero fue sin dudas el 19 de marzo, cuando en la barriada de El Tivolí, fue evocado el nacimiento de José (Pepe) Sánchez, de quien lleva el nombre el evento y que siendo de profesión sastre, inició en la región la canción trovadoresca y compuso el que es considerado el primer bolero, Tristezas.

Por su parte, para el músico santiaguero Eduardo Saso, quien preside la cita musical, "la juventud ha estado presente en todos los teatros y las locaciones habituales del festival e incluso me sorprendí ver tantos jóvenes en el evento teórico”. A decir de Saso “eso da una idea de que incorporar todas las generaciones en el evento ha ido funcionando".

Sin embargo, una trovadora del patio que prefirió el anonimato, considera que el Festival  “es solo pintura y corneta como decimos los cubanos”. La artista opina que “a nadie le importa si en la ciudad se hace o no un festival, porque como proyecto ha caducado, por los tantos años que viene realizándose casi por nuestros propios esfuerzos y sin la ayuda del gobierno".

Entre las principales actividades del Festival resaltó también la presentación de Luis Barbería y Sexto Sentido en la Sala de Concierto Dolores, con una gran presencia de público. Otras actividades atrajeron la atención, como el lanzamiento del libro La Trova y el Bolero de Lino Betancourt. Mientras que los más jóvenes se congregaron en las descargas en el patio de la biblioteca municipal Elvira Cape y en el encuentro de artistas invitados con estudiantes de la Escuela Vocacional de Arte del territorio.

Las actividades han continuado durante esta jornada dominical y la clausura del evento será en horas de la noche en la céntrica Plaza de Marte, con una descarga de trovadores.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0