Creadores y productores esperan negociar directamente con ‘Dish Network’

Una publicidad anuncia el nuevo canal CubaMax TV.
Una publicidad anuncia el nuevo canal CubaMax TV.

Desde este jueves los usuarios del servicio de televisión por satélite Dish Network y de su plataforma por internet Sling reciben la señal del canal CubaMax TV. La noticia ha sorprendido a muchos clientes en Estados Unidos, pero también ha generado varias interrogantes entre los creadores y productores de la Isla en relación con el marco legal que avalará la comercialización de su obra.

Un artículo publicado en Granma la pasada semana asegura que el acuerdo se logró gracias a "un esfuerzo conjunto" entre la estatal Empresa Comercializadora de la Radio y la Televisión Cubanas (RTV Comercial) y del Instituto Cubano de Radio y Televisión con la compañía líder en el mercado estadounidense en paquetes de programación en español y en inglés.

El texto explica que será RTV Comercial, fundada hace 20 años, la encargada de seleccionar los materiales audiovisuales que se transmiten bajo el nuevo acuerdo. No obstante, otras fuentes consultadas por este diario afirman que en manos de la estatal cubana solo quedará la elección del 60% del contenido, una posibilidad que genera expectativas entre los realizadores de la Isla, interesados en negociar directamente con Dish Network.

"Este contrato recuerda mucho al que se hace con atletas o médicos cubanos cuando van en misión a otros países y el Estado se queda con la mayor parte de las ganancias y le da apenas un porcentaje pequeño a quienes trabajan", declara a 14ymedio Junior Gómez, un joven de 24 años que labora como editor de audiovisuales en una pequeña productora que lleva años "peleando por tener personalidad jurídica".

"Deberían dejarnos tener relaciones sin intermediarios con las distribuidoras en Estados Unidos, porque eso beneficiaría mucho la creación de cine, series y videoclips cubanos", exige Gómez, que siguió de cerca la inauguración de CubaMax TV en la noche de este jueves en el teatro Olympia de Miami y en la que participaron el músico Paulo FG junto a las cantantes Laritza Bacallao y Hayla María Mompié.

Miguel Coyula considera positivo que se abra un camino para difundir "todo el cine cubano sin injerencia de las instituciones en temas que para sus directivos puedan significar un tabú"

El cineasta cubano Miguel Coyula cree que el acuerdo sería bueno si se ofrece la posibilidad -aún no confirmada- de que se puedan insertar en sus transmisiones producciones independientes. El director de cintas como Memorias del Desarrollo considera positivo que se abra un camino para difundir "todo el cine cubano sin injerencia de las instituciones en temas que para sus directivos puedan significar un tabú".

El ambicioso proyecto incluye una transmisión continua de 24 horas, que se nutrirá con "programas diseñados y producidos en Cuba", siempre que cumplan con las "características tecnológicas adecuadas", aclara la nota del diario oficial. La presentación del nuevo servicio ya ha comenzado a explotar en su promoción la imagen de una Cuba con autos antiguos y cierto tono vintage, a la manera de una postal turística.

La empresa de Dish Network, en especial DishLatino, ofrece la cartelera de CubaMax TV a sus clientes de contrato exclusivo en distintos paquetes, con precios que van desde los 34,99 hasta los 59,99 dólares mensuales. DishLatino, con sede en Colorado, confirmó a 14ymedio que la programación no incluye espacios noticiosos y contará con publicidad de empresas norteamericanas junto a videos musicales de agrupaciones cubanas.

Hasta el momento, la opción permite sintonizar el popular programa humorístico Vivir del cuento, protagonizado por el estelar actor Luis Silva en el personaje de Pánfilo y quien participó también en la inauguración de CubaMax TV en Miami. La primera temporada del musical de participación Sonando en Cuba también se proyectará por el canal 851 de Dish Network.

La película Conducta, de Ernesto Daranas, como la recién estrenada Esteban, de Jonal Cosculluela, formarán parte de la nueva programación. Estará incluida la propuesta policiaca Uno, que dirige Roly Peña, y la serie Hábitat, dedicada a temas medioambientales. La transmisión llega en un momento en el que todavía no se cuenta con una Ley de cine que proteja a los cineastas en la difusión de sus obras fuera de Cuba. 

La empresa Idaobex Living, encargada de la compra y venta de todos los derechos de autor sobre el contenido que se exhibirá, aparece en el Directorio de Empresas de España como una entidad "sin indicios de actividad comercial"

Este último aspecto preocupa a quienes esperan beneficiarse del nuevo camino, no solo desde el punto de vista económico, sino en cuanto a reconocimiento de su trabajo. La joven actriz Lynn Cruz manifestó a este diario su inquietud de que se hayan vendido derechos de autor de películas cubanas "sin que exista una Ley de cine que ampare a los realizadores", en particular a los independientes, que son, a su juicio, "los más vulnerables".

La empresa española Idaobex Living, encargada de la compra y venta de todos los derechos de autor sobre los contenidos audiovisuales que se exhibirán, aparece en el Directorio de Empresas de España como una entidad "sin indicios de actividad comercial". Sin embargo, según el diario El Nuevo Herald, la empresa ha creado una sucursal en Estados Unidos para gestionar la administración del canal, al frente de la cual está la actriz cubana Amarilys Núñez.

Lynn Cruz confirmó a 14ymedio que hasta ahora la agencia Actuar, que representa a cientos de profesionales del sector, "no ha informado ni explicado absolutamente nada sobre esta novedad" como tampoco ha hablado de la influencia que pueda tener ese convenio en el trabajo.

El llamado grupo G-20 lleva casi tres años pidiendo una Ley de Cine para Cuba, con la que se implemente una normativa que amplíe la autonomía de los productores y directores fuera de las instituciones cinematográficas.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 36