Eduardo Manet, entre los invitados al Festival Internacional de Teatro

Eduardo Manet durante una conferencia en un centro educativo de Vesoul (Francia). (CC)
Eduardo Manet durante una conferencia en un centro educativo de Vesoul (Francia). (CC)

Un viejo conocido vuelve a los escenarios nacionales. Eduardo Manet, dramaturgo, novelista y cineasta franco-cubano, radicado en Francia desde 1968, se encuentra en La Habana para participar en XVI Festival Internacional de Teatro. Un evento que en esta edición tendrá como figura central al director Peter Brook y homenajeara los treinta años del Teatro Buendía.

Manet estrenará en este contexto su pieza Éxtasis, un homenaje a Santa Teresa de Ávila escrito especialmente para la actriz Flora Lauten. A pesar de haber nacido y vivido la primera parte de su vida en la Isla, el creador hoy solo escribe en francés.

En colaboración con la Alianza Francesa de Cuba el dramaturgo y cineasta tiene previsto realizar dos conferencias en la sede de esta institución. La primera de ellas tendrá lugar el día 16 de octubre y en ella ofrecerá un panorama sobre la actualidad del teatro en Francia, sus tendencias principales y las figuras que hoy protagonizan la escena teatral de ese país.

La segunda conferencia abierta al público ha sido programada para el 30 de octubre a la misma hora y en ella conversará con Luciano Castillo, director de la Cinemateca de Cuba. La charla girará sobre la obra cinematográfica de Manet y finalizará con el estreno en Cuba de Bolivar et le Congrès de Panama (Francia, 1975).

Nacido en Santiago de Cuba en 1930, Manet ganó con solo 18 años el premio Prometeo con su primera pieza de teatro, Scherzo. Viajó por Europa antes de instalarse en Francia, en 1952, después de su estancia de cuatro años en la Universidad de La Habana.

En 1956 publicó su primera novela en francés, Les étrangers dans la ville, y regresó a Cuba en 1960 para comenzar su carrera de cineasta y dirigir el Centro de Artes Dramáticas. De esa época destaca su filme Un día en el solar (1965), que ha sido considerada como la primera comedia musical en tecnicolor hecha para el cine.

Manet salió de la Isla ocho años después para establecerse en París, momento en que comienza a escribir únicamente en francés y donde vivió el éxito con su pieza teatral Les Nonnes. Por esta pieza obtuvo el premio Lugné-Poe. La totalidad de su obra suma una veintena de novelas y más de 30 piezas teatrales. En la actualidad, preside la Sociedad de Autores y Compositores Dramáticos de Francia.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1