El Festival de Cannes ya no habla español

La única representación en español será Las elegidas, del mexicano David Pablos, que participa en la sección paralela 'Un certain regard'

Un cartel del Festival de Cannes 2015. (Facebook)
Un cartel del Festival de Cannes 2015. (Facebook)

(EFE).- La 68 edición del Festival de Cannes apenas se fijará en el cine hispano pues ni una sola de las 16 películas presentadas hoy en la competición oficial es española o latinoamericana, como tampoco lo son las cintas que se proyectarán en sesión especial, fuera de competición apertura o cierre.

El cine en español, idioma que comparten unos más de 400 millones de personas, solo estará representado en la sección paralela Un Certain Regard (Una cierta mirada), consagrada a destacar un cine menos convencional y que programará la cinta Las elegidas, del mexicano David Pablos.

Thierry Frémaux, delegado general del certamen que se celebrará en la Costa Azul francesa entre los próximos 13 y 24 de mayo, reconoció que es extraño que la selección haya dejado de lado el cine en español y dejó la puerta abierta a que entre las dos o tres películas que completarán la sección oficial haya una cinta hispana.

"Hay una película española que nos gusta mucho. Sí, hay esperanza", se limitó a decir Frémaux.

En la pasada edición, la cinta Relatos Salvajes, dirigida por el argentino Daniel Szifrón y producida por el español Pedro Almodóvar, fue presentada en competición oficial.

Faltan dos o tres películas por anunciar que completarán la sección oficial. "Hay una película española que nos gusta mucho. Sí, hay esperanza", asegura la organización

Además, Una cierta mirada -cuyo jurado presidió el argentino Pablo Trapero- contó con proyecciones como Jauja, del también argentino, Lisandro Alonso, Hermosa juventud, del español Jaime Rosales, o La sal de la Tierra, documental del alemán Win Wenders y Juliano Ribeiro Salgado sobre el fotógrafo brasileño Sebastiao Salgado que ganó el Premio Especial en esa sección.

El Festival de Cannes, considerado el certamen cinematográfico más importante del mundo, solo ha concedido su deseada Palma de Oro a un cineasta hispanohablante, el español Luis Buñuel por Viridiana, en 1961, aunque sí ha premiado a otros artistas con el español como lengua materna en categorías secundarias.

En 1946, el mexicano Emilio Indio Fernández se llevó el Gran Premio por su película María Candelaria, aunque fue una edición un tanto especial porque se galardonó a las once películas en competición.

El segundo reconocimiento en importancia del festival, el Gran Premio Especial del Jurado, lo consiguió en 1976 por Cría cuervos el español Carlos Saura, que en 1983 también logró el Gran Premio por Carmen.

Fueron años en los que en Cannes el cine español estaba muy presente. José Luis Gómez en 1976, por Pascual Duarte y Fernando Rey, por Elisa, vida mía, ganaron los premios de interpretación masculina.

El mismo que se llevaron en 1984 fueron Paco Rabal y Alfredo Landa, por Los santos inocentes.

En 1992 el español Víctor Erice se hizo con el Premio del Jurado por El sol del membrillo, el mismo que recibió el mexicano Carlos Reygadas por Luz silenciosa en 2007.

Un año antes, la edición de 2006, fue de las que mejores resultados obtuvo el cine hispanoamericano.

El mexicano Alejandro González Iñárritu consiguió el premio al mejor director por Babel y el español Pedro Almodóvar el de mejor guión por Volver, una película que en Cannes también se llevó el galardón a mejor actriz, ganado exaequo por todas sus actrices -Penélope Cruz, Carmen Maura, Lola Dueñas, Blanca Portillo, Chus Lampreave y Yohana Cobo-.

El cine en español ha ido desapareciendo gradualmente en las últimas ediciones

El cineasta manchego ya había conseguido el galardón de mejor director por Todo sobre mi madre en 1999.

Al año siguiente, el reconocimiento de interpretación femenina recayó en la argentina Norma Aleandro por La historia oficial y en 2013 la franco argentina Bèrènice Bejo por Le Passé, aunque por un filme iraní y rodado en francés.

En el lado masculino también ha habido premios en los últimos años.

El puertorriqueño Benicio del Toro se lo llevó en 2008 por Che y el español Javier Bardem en 2010 por Biutiful, dirigida por González Iñárritu.

En cuanto a los premios a la mejor dirección, también está entre los galardonados en argentino Fernando Solanas, por Sur en 1988, González Iñárritu por Babel en 2006, y los mexicanos Carlos Reygadas, en 2012, por Post Tenebras Lux, y Amat Escalante, en 2013, por Heli.

Y todo esto solo en la sección oficial de Cannes, en la que habitualmente se contaba con el cine en español, que ha ido desapareciendo gradualmente en las últimas ediciones.

En 2011 solo compitió por la Palma de Oro Almodóvar con La piel que habito; en 2012 el mexicano Carlos Reygadas; en 2013 su compatriota Amat Escalante y en 2014 solo el acento argentino de Relatos Salvajes, de Damián Szifrón.

Queda "esperanza", según afirmó Frèmaux, de que entre las películas que quedan por añadirse en la competición haya un título en español este año.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0