El Gran Teatro de La Habana ya tiene fecha para reapertura

Se prevé que las obras concluyan el próximo 1 de enero, con un año y medio de retraso frente a las primeras estimaciones

El Gran Teatro de La Habana. (14ymedio)
El Gran Teatro de La Habana. (14ymedio)

El Gran Teatro de La Habana volverá a abrir sus puertas el primer día de 2016, con un año y medio de retraso frente a las previsiones iniciales, según informó este jueves la prensa oficial. El centro, inaugurado en 1838 y considerado como el más grande y lujoso de toda Latinoamérica, está sometido a una reparación capital desde 2013.

La información fue brindada este miércoles por el viceministro de Cultura, Julio Ballester, durante una visita a las obras junto a la directora del Ballet Nacional de Cuba, Alicia Alonso. La restauración ha hecho especial hincapié en las fachadas, vestíbulos, palcos, cubierta y tabloncillo. El teatro tendrá también nuevos mobiliarios, telones, sistema de climatización, acústica, mecánica escénica, salones de ensayo para bailarines y orquesta, un estudio de grabación, más de 20 camerinos y baños.

La responsable del nuevo tabloncillo del escenario es una empresa italiana y las butacas que componen la platea fueron compradas en China. Durante el recorrido, Alicia Alonso se sentó en una de ellas y expresó su complacencia por la comodidad y la fortaleza de la estructura.

La inversión inicial superó los 30 millones de pesos, de los cuales nueve en moneda convertible, y el primer plazo anunciado para la conclusión de la obra fue entre agosto y septiembre de 2014. Los primeros pasos del proyecto comenzaron en 2004 con la impermeabilización de los techos y, posteriormente, con la protección de los angelotes ubicados en las torres del edificio, signo distintivo de esta joya de la arquitectura habanera.

Los vecinos próximos a la manzana comprendida entre las calles Prado, San Rafael, San José y Consulado, donde se encuentra el emblemático sitio, esperan con ansiedad la reinauguración del lugar. "Aquí no hay quien viva con el polvo y el ruido", atestigua Omara Silva, una jubilada cuya ventana de la sala mira hacia la parte trasera del teatro.

El Ministerio de la Cultura ha debido aparcar otras obras para concentrarse en sacar adelante las del céntrico edificio

El Ballet Nacional de Cuba, que tradicionalmente tiene su sede en el Gran Teatro de La Habana, también aguarda para regresar al lugar. "Los camerinos tendrán todas las comodidades y luces alrededor de los espejos, como en las películas", afirma un joven integrante de esta compañía. "Para usarlos habrá que firmar antes de recoger la llave, porque la persona tiene que hacerse responsable de que nada se pierda o se rompa", agrega.

La obra ha sido ejecutada por Atrio, la Empresa de Proyectos y Servicios de Ingeniería de la Cultura, mientras que la financiación ha corrido a cargo del Ministerio de la Cultura, que ha debido aparcar otras obras para concentrarse en sacar adelante las del céntrico edificio. Los teatros Fausto y Amadeo Roldán se encuentran entre los más afectados por los recortes presupuestarios y la concentración de fuerza laboral que han causado las obras del Gran Teatro.

Durante el recorrido que realizó el viceministro por las áreas en reparación, se destacó que todo el inmueble será utilizado íntegramente para "actividades artísticas". Eso incluye el local que contenía una oficina postal de Correos de Cuba, ubicada en la planta baja, y el Cabaret Nacional a costado del edificio, que será habilitado como tablao para honrar al bailarín español Antonio Gades.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11