La actriz cubana Laura de la Uz dice que "su activismo procede de su trabajo"

El personaje de Rosa Elena, interpretado por Laura de la Uz. (Vestido de Novia la película)
El personaje de Rosa Elena, interpretado por Laura de la Uz. (Vestido de Novia la película)

(EFE).- El activismo político y social se puede realizar también desde el mundo del cine, según asegura en una entrevista a Efe la actriz cubana Laura de la Uz, para quien "la clave de la interpretación es tener humanidad".

Con cerca de una treintena de películas a sus espaldas y numerosos trabajos en teatro y televisión, De la Uz se muestra optimista por la nueva situación que afronta Cuba ante el deshielo de las relaciones con Estados Unidos, aunque destaca que "el verdadero cambio debe venir de los cubanos".

"Soy consciente de que los políticos deciden, pero nosotros somos los que confrontamos esas decisiones y por eso mi activismo viene de mi trabajo", señala la intérprete.

"Soy consciente de que los políticos deciden, pero nosotros somos los que confrontamos esas decisiones y por eso mi activismo viene de mi trabajo"

La actriz, que se encuentra en Madrid para participar en un ciclo sobre su filmografía en Casa de América, afirma que lo que realmente le interesan son los temas sociales, es decir, "lo que pasa en la calle y preocupa a las personas", ya que eso es lo que le permite desarrollar sus personajes.

Conocida por filmes como Hello Hemingway (1990), La película de Ana (2012) o Vestido de Novia (2014) -esta última nominada al Goya a mejor película iberoamericana-, De la Uz destaca por interpretar a mujeres fuertes que luchan por sobrevivir y sobreponerse a su entorno.

Al ser preguntada por la visión feminista que aparece en los filmes en los que participa, la cubana explica que siempre intenta trabajar codo con codo con el director y ser fiel a los principios en los que cree.

"Aunque soy muy respetuosa con el lugar que le corresponde al director, no transijo con las visiones machistas en los guiones y me considero una guardiana de mis valores", detalla.

En este sentido, considera que muchas mujeres de la región pueden aprender de las historias que se ven en sus películas, pero que esto depende también del bagaje de cada persona y su vida y experiencias. "Yo creo que el aprendizaje está en la lectura que cada uno le da a la película y en el mensaje que se lleve, independientemente del que se haya querido trasmitir", destaca la actriz.

Aunque no le importaría dirigir algunos proyectos personales -como un pequeño documental-, De la Uz considera que todavía tiene "mucho que decir como actriz" y que debe "seguir contando historias de mujeres cubanas y a la vez universales".

De la Uz considera que todavía tiene "mucho que decir como actriz" y que debe "seguir contando historias de mujeres cubanas y a la vez universales"

En este sentido, considera que la televisión es el medio con el que se siente más cercana a la gente, pero que es en el teatro donde logra "mantener su capacidad creativa a flor de piel".

De la Uz afirma que el cine es un medio donde el trabajo del actor se vuelve "internacional" y que esto es positivo para entrar en contacto con otros profesionales de la región y "cotejar cómo se hacen las cosas".

Desde este martes hasta el próximo 24 de abril, Casa de América de Madrid proyectará seis de los largometrajes más conocidos de la intérprete cubana y mantendrá un diálogo con ella y con el director cubano Fernando Pérez sobre la relación entre actriz y director.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4