Rigoberto Ferrera seduce a los camagüeyanos

Rigoberto Ferrara, 'el Rigo'
Rigoberto Ferrera, 'el Rigo'

El humorista Rigoberto Ferrera deleitó al público camagüeyano el pasado fin de semana con su espectáculo Cuando el Rigo suena, en el Teatro Principal, construido en 1847. Ferrera, conocido popularmente como El Rigo, logró una gran empatía y complicidad con los espectadores que abarrotaron el vetusto teatro a lleno completo.

Durante 45 minutos, el humorista cautivó al público sobre la base de un fino humor, sin chabacanerías, abordando temas tan diversos como los dentistas, las supersticiones, el transporte, los carnavales, el amor, el sexo y muchos otros. La crítica a la doble moral cubana y a los "chivatones", según sus propias palabras, recorrieron la actuación, llegando a caricaturizar a Rodobaldo Hernández García, presentador del noticiero nacional de televisión y de actos oficiales, por su sorprendente salida del país. Igualmente recordó a su jefa de destacamento, la chivatona del grupo, que luego fue integrante del batallón de ceremonias de las Milicias de Tropas Territoriales.

El código creado por el Rigo funcionó a las mil maravillas. Cuando hablaba de las chivatonas, marchaba a paso de desfile militar, después ya solo le bastaba con hacer el saludo militar para que el público lo entendiera perfectamente. El humor permite a los consagrados decir públicamente lo que está prohibido en otros escenarios.

El Rigo se lució como cantante y bailarín, ratificándose como uno de los mejores humoristas cubanos de todos los tiempos, por su versatilidad y por el uso apropiado de las nuevas tecnologías audiovisuales. El uso de algunos chistes manidos empañó en algún momento la función, aunque el Rigo se defiende. "Si tú estuvieras en un escenario hablando durante 45 minutos, repetirías hasta el número de carné de identidad de tu abuela", bromea.

"Escogí el humor porque es una adicción y desde que comencé no pude parar¨, manifestó en una entrevista con Diana Rosa Riesco. Es autor de los guiones de sus espectáculos, entre los que figuran Échale la culpa a Rigo, El pianero solitario, Cuando el Rigo suena, Sabor Bohemio y Rigoberto.com. Además, ha actuado en varias película como Buena Onda (1999), Motos (2000), Más Vampiros en La Habana (2003) y Profesor en La Habana (2006).

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0