'Vestido de novia', una película que sacude

El filme es fruto de diez años de trabajo de la directora  Marilyn Solaya

Vestido de Novia no es una película con la que usted se reirá, ni disfrutará de alguna escena de sexo en la gran pantalla mientras se come unos maní salados o besa a su pareja en la butaca de al lado. Esta es una historia que le producirá desazón, lo hará moverse en el asiento, no apartar los ojos ni una vez de la pantalla y quedarse sumido en la reflexión cuando los créditos ya hayan pasado.

No dudo de que, cuando llegue a nuestras salas de cine, la cinta de la directora Marilyn Solaya provocará una necesaria polémica en nuestra sociedad. El guión se atreve a abordar, sin estereotipos ni cursilerías, la carga pesada de ser hombre o mujer en una sociedad machista y patriarcal, donde los roles son camisas de fuerza para los individuos.

La película le ha costado muchas dificultades y diez años de su vida a Marilyn Solaya, ganadora del Premio de Postproducción Nuestra América Primera Copia en el pasado Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. La realizadora es muy conocida por su documental En el cuerpo equivocado (2009). Su nuevo largometraje narra la historia de Mavi, la primera transexual cubana, y de su largo camino para obtener una cirugía de "reasignación de sexo", momento que ella veía como un fin, pero en el que comenzaron en su existencia nuevos problemas y retos.

El título del filme se inspira del poema homónimo de Norge Espinosa que se convirtió en el himno de una generación a la que le tocó momentos muy difíciles por expresar su sexualidad.

Durante la filmación de En el cuerpo equivocado, la directora recopiló anécdotas y estableció contactos con personas que habían padecido de una manera u otra la vejación y la marginación por su orientación sexual. Con parte de ese material, Solaya armó la cinta de ficción que en breve llegará a nuestra pantalla grande. Pudo realizar este filme gracias en parte a los 60.000 dólares del premio entregado por el Alba. Es una coproducción de Burbuja Sonido, Boogieman Media, Tauro Digital, Assimilate y Aracne.

Laura de la Uz y Luis Alberto García, dos grandes de la actuación en Cuba, dan vida a los personajes de Rosa Elena y Ernesto, que se mueven en la realidad dura del año 1994 cuando nuestra economía colapsó. El guión explora la capacidad humana de herir al otro, física y mentalmente, sólo por ser diferente.

La película explora no sólo el dolor de los marginados, sino también de sus familias y de sus parejas. Durante cien minutos somos testigos de una relación amorosa, aparentemente convencional, que se ve sacudida por estereotipos, moldes hegemónicos sobre la sexualidad y un pasado que se resiste a morir.

No esperemos aplausos en las salas de cine al estilo de lo que pasó hace unos meses con la película Conducta, de Ernesto Daranas. Vestido de novia sacude y nos lleva a una profunda reflexión.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2