Cineastas cubanos contra el inmovilismo

El centro cultural cinematográfico Fresa y Chocolate de La Habana. (14ymedio)
El centro cultural cinematográfico Fresa y Chocolate de La Habana. (14ymedio)

Un grupo de cineastas cubanos se reunieron el pasado fin de semana para continuar exigiendo la creación de una Ley de Cine. La asamblea, la décima de este tipo, ocurrió en el Centro Cultural Fresa y Chocolate, "esta vez con asistencia récord, sobre todo de jóvenes", precisaron los organizadores.

Entre los objetivos de la cita estuvo "reiterar la vigencia de los reclamos y propuestas planteadas desde hace más de un año para la recuperación del audiovisual cubano". Los cineastas reafirmaron también su derecho a "mantener una participación plena y amplia en las esperadas transformaciones" que debe experimentar el sector de la creación fílmica en Cuba.

Desde hace un año y medio creadores y productores cinematográficos piden que se establezca una Ley de Cine que "ordene, regule y promueva la actividad cinematográfica y la proteja como actividad cultural esencial de la nación", pero hasta el momento el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfico (ICAIC) no ha dado su brazo a torcer ante el reclamo.

Los cineastas reconocieron "la recepción y comprensión de muchas de las propuestas" de parte de las autoridades, pero hicieron hincapié en que la dilatación de la puesta en práctica de las medidas exigidas es una "muestra de inmovilismo".

La impaciencia de los creadores reunidos se concentró en la frase "mañana puede ser demasiado tarde", que expresa su "angustia ante el acelerado retroceso artístico y comercial del cine cubano en el contexto latinoamericano y nacional, así como el peligro de pérdida de la conquista fundamental de nuestra cinematografía: el público".

El director Enrique (Kiki) Álvarez, conocido entre otras producciones por el largometraje La Ola (1994) estuvo presente en el debate. "En general fue muy bueno y logramos reactivar el movimiento de cineastas que algunos ya daban por muerto; lo más importante es que nos mantendremos en campaña permanente por una Ley de Cine", declaró.

“Garantizar la protección y las obligaciones del Estado con este arte, y salvaguardarlo de los embates mercantilistas"

Según estos creadores, la Ley de Cine deberá "garantizar la protección y las obligaciones del Estado con este arte, y salvaguardarlo de los embates mercantilistas que tanto daño han causado en otros países del área, y de los que algunos, mediante leyes de cine actualizadas y de vanguardia, están logrando escapar e impulsar sus cinematografías".

Días antes de la cita, el director Carlos Lechuga había dado a conocer en su página de Facebook el texto de la convocatoria. Escribía entonces el joven cineasta: "Necesitamos un reconocimiento legal, un reconocimiento social, y un reconocimiento político de nuestros derechos a participar creativamente en las transformaciones y el desarrollo de nuestra sociedad". Después de quejarse de haber recibido "solo dilaciones y también prejuicios" ante sus reclamos, el director de Melaza anunciaba el lema del encuentro: "cineastas cubanos contra el inmovilismo".

A propuesta de los directivos del ICAIC presentes en la Asamblea, se acordó realizar otra reunión antes de fin año.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4