La cocina cubana se reinventa en Miami

Verónica Cervera firma uno de sus libros durante la presentación este sábado en la librería Books & Books de Coral Gables, Miami. (14ymedio)
Verónica Cervera firma uno de sus libros durante la presentación este sábado en la librería Books & Books de Coral Gables, Miami. (14ymedio)

La nostalgia entra también por la cocina, como el amor. Verónica Cervera lo aprendió desde que escapó de Cuba en una balsa en los difíciles años del Período Especial. Esta semana, ha presentado en Miami su libro La cocina cubana de Vero, una recopilación de recetas inspiradas tanto en su tradición familiar como en la experiencia culinaria adquirida en el exilio.

Todo empezó en 2011, cuando Vero, como le llaman los más cercanos, compartió en internet sus recetas familiares para deleite de amigos y conocidos. Tituló a su blog Al minuto y con comida, en irónica referencia al popular programa de Nitza Villapol que durante décadas transmitió la televisión cubana. Un espacio donde las penurias de los años noventa obligaron a la presentadora a sustituir o eliminar la mayoría de los ingredientes de sus platos.

Tras varios meses, aparecieron los primeros seguidores y con una cámara profesional en la mano y el apoyo de su esposo, el escritor Emilio García Montiel, tomó forma lo que hoy se conoce como La cocina de Vero, uno de los blogs de comida más populares en América Latina. Recientemente Cervera ha sido elegida por NBC News entre las 10 blogueras latinas a seguir en 2016 e incluida en la lista de mujeres de Vanidades en la edición de febrero de la famosa revista norteamericana.

Para Verónica Cervera, los recuerdos no pueden separarse de la cocina

Sus pasos iniciales en el mundo culinario ocurrieron en el poblado de Remedios, bajo la tutoría de su abuela. Con ella aprendió a hacer los primeros platos y reconoce que es una de sus grandes inspiraciones. Para Verónica, los recuerdos no pueden separarse de la cocina. Después de dos décadas en el exilio, cuando hace las frituras de malanga piensa "en el olor de la cocina" de su abuela y en "el guayo destartalado" que tenía su madrina.

Su abuela fue la primera destinataria del libro que se presentó este sábado en la librería Books & Books de Coral Gables. La anciana le respondió desde Cuba que, aunque sus coterráneos elogiaban la presentación, les entristecía no poder elaborar las recetas porque faltaban los ingredientes. En la Isla “hace falta demasiado la imaginación para poder llenar el estómago. Recuerdo un amigo que se cepillaba los dientes para pensar que había comido”, comenta la autora.

Su libro, considerado un best seller recopila cien recetas tradicionales cubanas, que van desde los tamales y el fufú de plátano hasta el sándwich cubano

Ileana Acosta, una de las asistentes al lanzamiento del volumen publicado por la editorial Anaya Multimedia, comentó a 14ymedio que conocía a la autora “desde la Universidad de La Habana”. Recuerda esa época de estudiantes y a Vero “inventando cómo mejorar lo que comíamos”. Asegura que “esto del invento en la cocina le viene a ella desde hace mucho tiempo”. En esa época su grupo de amigos se reunía cada mes para preparar comidas y tragos de diferentes países, un espacio donde aprendió mucho y del que después ha sacado partido.

Su libro, considerado un best seller, recopila cien recetas tradicionales cubanas, que van desde los tamales y el fufú de plátano hasta el sándwich cubano, el quimbombó y los famosos pastelitos de guayaba. Algunas recetas son clásicas y otras son parte de la creatividad de la autora, especialmente aquellas en las que combina la cocina cubana con la oriental, de la cual es ferviente admiradora.

“Muchas recetas habían desaparecido porque en Cuba ya no se encontraban los ingredientes. Yo he tratado de rescatarlas en el libro”, afirma. Verónica sueña transmitir con su trabajo “una visión optimista" de lo que quiere que sea la mesa cubana del futuro. Ve ese espacio como un lugar para que “la familia se pueda sentar junta y disfrutar de estos platos”.

A la autora le resulta dramático que haya “muchas familias que nunca han podido sentarse juntas nuevamente a la mesa”, debido al exilio, las contradicciones ideológicas u otras razones. “Algún día estos ingredientes regresarán a la Isla y podrán preparar estas recetas”, vaticina la inquieta bloguera.

La cocina cubana de Vero ha sido calificado por algunos lectores como “lo más subversivo” que se ha escrito en el exilio sobre Cuba. Un recetario tradicional que recuerda la hondura de la crisis que el país ha sufrido por décadas y que se agudiza con el declinar del subsidio chavista.

“La comida es el agujero por el que se me cuelan los recuerdos”, reconoce Cervera. Sus nostalgias se desencadenan desde el plato: "El aroma y los sabores hacen resurgir el pasado y todos los momentos buenos que pasamos con las personas que amamos”.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 22