La fiesta de los tambores concluye sonando los cueros

La Fiesta del Tambor en el teatro Mella de La Habana. (14ymedio)
La Fiesta del Tambor en el teatro Mella de La Habana. (14ymedio)

“Chivo que rompe tambor, con su pellejo paga”, repiten los mayores cuando alguien intenta rehuir de sus responsabilidades. Este fin de semana, sin embargo, los cueros no llegaron a romperse en el cierre Festival Internacional Fiesta del tambor 2016, aunque sonaron con toda la intensidad que se esperaba de esta cita musical que comenzó el primero de marzo en La Habana.

Con la organización del músico Giraldo Piloto y el Centro Nacional de Música Popular, el evento incluyó una amplia representación de instrumentos de percusión y logró un excelente equilibrio entre tradición y modernidad. Bajo el nombre de Guillermo Barreto in Memoriam, la cita tuvo su clausura este domingo en el teatro Mella, donde, a pesar del retraso para comenzar el espectáculo, la calidad del grupo Desandán de Camagüey hizo olvidar las molestias de la impuntualidad.

La Fiesta del tambor ha querido desde su fundación rescatar la tradición de la música popular cubana. En esta XV edición, se presentaron el Conjunto Folklórico Nacional, las compañías Rakatán y la de Santiago Alfonso junto a figuras de la talla de Rodney Barreto, Enrique Plá, Oliver Valdés, José Luis Quintana Changuito, Adel González y Ramsés Rodríguez.

Los cueros sonaron también en la Casa de la Música Habana ante invitados de Venezuela, España, Canadá, Chile y Japón. En la variada programación, se destacó en la noche del jueves el espectáculo Los mejores percusionistas de Cuba y el mundo. El Salón Rosado de La Tropical fue la sede de un bailable que dio fin a la fiesta y sirvió para presentar el disco Mis 21 años del grupo Klimax, liderado por  Piloto.

Este año la fiesta de los tambores incluyó por primera vez una competencia de rumba, género donde prevalece la percusión

Una fuerte atracción para el público fue la presencia de jóvenes que se presentaron al Concurso Internacional de Percusión, en el que se galardonaron las mejores interpretaciones en batería, paila, bongó, tambores batá y tumbadoras. El certamen representó una oportunidad de ganar en reconocimiento, pero también de acceder a los instrumentos musicales de alta calidad proporcionados por los patrocinadores a los ganadores.

Este año la fiesta de los tambores incluyó por primera vez una competencia de rumba, género donde prevalece la percusión. El broche de oro en la jornada de cierre lo pusieron la compañía de baile Santiago All Stars, volcada en el son tradicional, y el popular músico Alain Pérez, que provocó una oleada de simpatía en el público.

Los asistentes apreciaron especialmente la posibilidad de disfrutar en moneda nacional de espectáculos para que la mayor parte del año es necesario desembolsar pesos convertibles.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1