La mexicana Guadalupe Nettel gana el Premio Herralde de Novela

En el certamen había quedado finalista la novela 'La tumba del erizo ', del cubano Carlos Esquivel

Guadalupe Nettel (Foto CC)
Guadalupe Nettel (Foto CC)

(EFE) — La escritora mexicana Guadalupe Nettel ganó este lunes el 32 Premio Herralde de Novela con la obra  Después del invierno, un galardón del que ya había sido finalista en 2005.

La ganadora salió de una lista de once novelas seleccionadas de las 1.462 presentadas, la más alta participación de la historia del galardón, que convoca Editorial Anagrama y que está dotado con 22.500 dólares para el ganador.

Nettel, quien nació en la Ciudad de México en 1973, es autora de dos novelas,  El huésped (finalista del premio en 2005) y  El cuerpo en que nací, así como de varios libros de cuentos como  Pétalos y otras historias incómodas y  El matrimonio de los peces rojos (Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera del Duero).

Traducida a más de diez lenguas, Nettel obtuvo además galardones como el Premio Nacional de Narrativa Gilberto Owen, el Antonin Artaud y el Ana Seghers.

En la novela ganadora de este año, un hombre y una mujer cuentan la historia de su vida: Claudio es cubano, vive en Nueva York y trabaja en una editorial; y Cecilia es mexicana, vive en París y es estudiante.

En el pasado de él hay recuerdos de La Habana y el dolor por la pérdida de su primera novia, y en su presente, la complicada relación con Ruth; mientras que en el pasado de ella hay una adolescencia difícil, y en su presente, la amistad con Haydée, que la invita a dejar atrás sus complejos y disfrutar de la vida, y la relación con Tom, un joven de salud delicada que gusta de pasear por los cementerios.

"Hace mucho que soñaba con el premio Herralde y cuando fui finalista en 2005 ya pensé que era lo máximo a lo que podía aspirar", confesó Nettel

"Hace mucho que soñaba con el premio Herralde y cuando fui finalista en 2005 ya pensé que era lo máximo a lo que podía aspirar", confesó Nettel en la presentación del fallo.

La autora mexicana reconoció que la novela tiene que ver con todo el tiempo que pasó en París, a través de dos narradores, "uno masculino y uno femenino, que van contado su vida hasta que llega un momento en que estas dos vidas se entrecruzan, lo que trastoca sus respectivos destinos".

En sus páginas aborda temas como la muerte, presente desde el inicio, porque la narradora tiene fascinación por los cementerios, o la cuestión de la inmigración, porque uno es cubano y vive en Estados Unidos y ella es de Oaxaca y vive en Francia, por lo que "comparten esa sensación de vivir en un país prestado y de no pertenecer al lugar del que se fueron".

Sobre la situación que vive México actualmente, Nettel afirmó que es "desastrosa", con "30,000 desaparecidos en ocho años y el hallazgo todos los días de fosas con cadáveres torturados".

Cree Nettel que "después de la Revolución, el mayor período de violencia fue el sexenio de Calderón y aún continúa" y sentencia que México se parece "mucho" a lo que ella define como el "infierno".

El año pasado, el Premio Herralde también  fue para otro mexicano, Álvaro Enrigue, quien concursó con la novela Muerte súbita, una historia en la que revive al pintor Caravaggio y al poeta Quevedo.

Entre las once novelas finalistas de esta edición se encontraba  La tumba del erizo, del cubano Carlos Esquivel.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0