El huracán Matthew amenaza la celebración del Festival de teatro de Camagüey

El XVI Festival Nacional de Teatro de Camagüey. (14ymedio)
El XVI Festival Nacional de Teatro de Camagüey. (14ymedio)

El XVI Festival Nacional de Teatro de Camagüey se inauguró este sábado bajo la inminente amenaza del huracán Matthew, con la puesta en escena de la obra Éxtasis, a cargo del colectivo teatral Buendía en la Sala Avellaneda.

La obra, escrita y dirigida por el franco-cubano Eduardo González Manet, es un homenaje a Teresa de Ávila, santa Teresa de Jesús, fundadora de la Orden de las Carmelitas Descalzas. El texto se basa en 486 cartas escritas por la religiosa y en pasajes autobiográficos de la destacada actriz Flora Lauten, premio nacional de teatro 2005.

El festival, dedicado a homenajear a Carlos Díaz y Carlos Celdrán, premios nacionales de teatro, así como a los 40 años del Instituto Superior de Arte y 30 de la Asociación Hermanos Saíz, cerrará sus puertas el próximo domingo, si el paso de Matthew lo permite. En septiembre de 2008, el huracán Ike obligó a suspender la edición del evento ese año.

El encuentro bienal planificó 86 funciones teatrales con 33 grupos provenientes de 12 provincias del país. El programa incluye también eventos teóricos, encuentros con la crítica, espectáculos callejeros, exposiciones y lanzamientos de libros y revistas especializadas. La presencia local está asegurada con las agrupaciones Teatro del Viento, Teatro D'Luz, La Comarca, Guiñol de Camagüey y Teatral Teatro.

Se extrañará la presencia del defenestrado director de teatro y cine Juan Carlos Cremata, cuya adaptación de la obra 'El rey se muere' fue suspendida tras las dos puestas en escena inaugurales en julio de 2015

Se extrañará la presencia del defenestrado director de teatro y cine Juan Carlos Cremata, cuya adaptación de la obra El rey se muere de Eugène Ionesco fue suspendida tras las dos puestas en escena inaugurales en julio de 2015. Cremata fue sancionado por el Consejo Nacional de Arte y el proyecto que lideraba, El Ingenio, quedó disuelto. La obra hablaba de un dictador al que, tras 200 años en el poder, le queda una hora de vida.

Este caso de censura podría ser una advertencia para el dramaturgo local Freddys Núñez Estenoz, director del Teatro del Viento, quien presentará de jueves a sábado en la sala Sala Virgilio Piñera su adaptación de un texto del alemán Christoph Hein titulada Los Caballeros de la Mesa Redonda. Esta muestra del teatro del absurdo tropicalizado a lo cubano por el niño prodigio de Jimaguayú presenta múltiples lecturas, pero su idea central es el conflicto del anciano y decrépito rey Arturo que se niega a entregar el poder a su hijo por el bien del reino, contado en tono de farsa.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1