Una pomposa ceremonia para la reapertura del Museo Provincial de Pinar del Río

La premura por reinaugurar el museo sin concluir todas las obras de reparación estuvo en el centro de las críticas

Exterior del Museo Provincial de Pinar del Río, reabierto este lunes. (Juan Carlos Fernández/14ymedio)
Exterior del Museo Provincial de Pinar del Río, reabierto este lunes. (Juan Carlos Fernández/14ymedio)

Desde que en 1875 doña Serafina García vendiera su casa a Francisco Gálvez Ramírez en 1.150 pesos de oro, ha llovido mucho para el inmueble ubicado en la calle Martí 58, el corazón de la más occidental de las provincias cubanas. En sus espaciosos salones radica ahora el Museo Provincial de Pinar del Río, reabierto al público desde este lunes tras cuatro años sin brindar servicio.

Con cinco salas ya listas para recibir visitantes, de las siete con las que contará finalmente, el museo fue reinaugurado en una pomposa ceremonia a la que asistieron Abel Prieto, Miguel Barnet y Eusebio Leal, momento que las autoridades locales aprovecharon para condecorar a estos dos últimos con el Escudo Pinareño, la máxima distinción que confiere la Asamblea del Poder Popular de Vueltabajo.

Estuvieron presentes también Gladys Verdecia, primera Secretaria del Partido en Pinar del Río; Ernesto Barreto Castillo, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular y el Ministro de Cultura, Rafael Bernal. Varios periodistas de medios nacionales y provinciales, artistas pinareños, funcionarios y un amplio grupo de miembros de la Seguridad del Estado.

Más allá de la pompa oficial, la premura por reinaugurar el museo sin concluir todas las obras de reparación estuvo en el centro de las críticas. Julio César Banasco, artista plástico pinareño, considera que "este proyecto por su grandeza e importancia debía ser terminado plenamente y no tener que lidiar con fechas burocráticas de inauguración". En una de las salas ya abiertas al público puede verse una retrospectiva de la obra de Banasco, bajo el título La Sombra del Inerte.

Más allá de la pompa oficial, la premura por reinaugurar el museo sin concluir todas las obras de reparación estuvo en el centro de las críticas

Otros asistentes a la ceremonia parecían más preocupados por la preservación del lugar a partir de ahora. "Veremos cuánto dura y cuánto tiempo tendremos a tiempo completo esta instalación cultural funcionando para la comunidad", expresaba irónicamente un estudiante de Derecho de la Universidad de Pinar del Río. El joven recuerda el calamitoso estado en que se encontraba el lugar, a causa de las filtraciones y el deterioro de la madera, cuando tuvo que ser cerrado en el año 2011.

Ahora ya se ha completado la reparación capital de los techos, puertas, ventanas y rejas. También el mobiliario, las piezas y obras de arte en exhibición fueron restauradas antes de volver a las salas.

Sin embargo, Eliosbel Garriga, pinareño entusiasta y conocedor de la historia del territorio, cuestiona las piezas y temas incluidos en la exposición permanente. "¿Dónde están mostrados Tebelio Rodríguez del Haya, del comité Todo Por Pinar del Río y Emeterio Santovenia, insigne historiador, diplomático y senador? ¿Dónde están los logros de numerosos alcaldes, como Agapito Guerra y Juan María Cabada?". Según Garriga "le han dado una importancia suprema a los sublevados contra España y han omitido a los de la República, que tuvieron un peso importante por sus ideas".

No obstante la mayor duda que planeó en la tarde de este lunes sobre la reinauguración del Museo Provincial de Pinar del Río radica en su permanencia y estabilidad. "Ojalá que no empiece ahora a caer por la pendiente de la desidia y el descuido", remachó el joven estudiante de derecho, mientras, detrás de él, los periodistas oficiales entrevistaban a un Abel Prieto sonriente.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0