Las “satánicas majestades” tienen trono en La Habana

Dibujos del cubano Sergio Lastres sobre el concierto de The Rolling Stones en La Habana. (cortesía del autor)
Dibujos del cubano Sergio Lastres sobre el concierto de The Rolling Stones en La Habana. (cortesía del autor)

La Ciudad Deportiva de La Habana despierta de un largo letargo. Si hasta unas semanas el lugar languidecía por el deterioro y la desidia, ahora es un hervidero de camiones, diseñadores y obreros que levantan el escenario para el histórico concierto de los Rolling Stones. Se espera que al lugar asistan más de 400.000 espectadores, aunque el aforo previsto es de unas 200.000 personas en el recinto habilitado por cuestiones de seguridad, para "venerar" a sus "satánicas majestades" en su primera presentación en la Isla.

Movimientos de tierra, grúas y paneles que van de un lado a otro, adelantan parte del dinamismo que tendrá su clímax el próximo 25 de marzo, a partir de las 8:30 pm cuando suenen los primeros acordes de la mítica banda británica. Con entrada gratuita y una duración de más de dos horas, el concierto competirá en importancia con la visita del presidente de EE UU, Barack Obama, a Cuba, tres días antes.

Este martes, un técnico de origen peruano, miembro del equipo de montaje, comentó a 14ymedio que tienen programado "terminar al menos el 80% de las obras antes del día 19 de marzo", un momento en que harán una pausa por la visita de Obama y retomarán las labores con su partida. El empleado confirmó las dimensiones de 80 metros de largo que tendrá la plataforma, por 56 de ancho y 20 de altura.

Se instalarán también unas diez pantallas a lo largo del terreno para reproducir lo que ocurra en el escenario y otros materiales audiovisuales. Por la parte cubana hay al menos 13 entidades estatales involucradas en la organización del concierto, especialmente el Instituto Cubano de la Música (ICM).

El montaje de la estructura se ha convertido de por sí en un espectáculo y durante los últimos días vecinos de los alrededores se han acercado para presenciar los trabajos. Entre los curiosos hay muchos rostros jóvenes y otros que pertenecen a la generación que escuchaba a los Rolling Stones a escondidas, durante los años en que su música era considerada "diversionismo ideológico".

Damián tiene 58 años y asegura que escuchar en vivo a Mick Jagger en La Habana es algo que había esperado por mucho tiempo. "No me quería morir antes de ver esto", dice y sostiene que el anuncio lo tomó por sorpresa. "Pensé que nunca iban a venir, porque aquí durante muchos años hubo mucha intolerancia con su música".

Preparativos para el concierto de los Rolling Stones en la Ciudad Deportiva de La Habana. (14ymedio)
Preparativos para el concierto de los Rolling Stones en la Ciudad Deportiva de La Habana. (14ymedio)

A partir de la década del sesenta, el rock fue recibido con recelo por las instituciones culturales cubanas, que censuraron parte del repertorio en los medios nacionales. "En los setenta, yo tenía el pelo largo y ser metalero y pelúo ya te garantizaba pasar algunas noches en un calabozo", rememora Damián. Ahora ha perdido la melena, pero dice coleccionar aún "los viejos casetes con mucha de aquella música que oíamos a escondidas".

La presentación será una oportunidad también para los turistas que estén de visita en la capital cubana y aquellos que lleguen especialmente para la ocasión. Con la presentación de la banda concluye la Semana de la Música Británica, que comenzará el 18 de marzo con conciertos de grupos nacionales que interpretarán clásicos del rock and roll.

En varios municipios de la capital y pueblos de provincia, ya comienzan a organizarse de manera espontánea viajes colectivos para la ocasión. En Artemisa, varios vecinos reúnen dinero para alquilar un ómnibus que los lleve hasta el lugar. "Esto va a superar a la visita del papa Francisco, vivir para ver", vaticina Lourdes, residente en la cabecera provincial y "empedernida fanática de los Rolling".

Aunque Mick Jagger viajó a La Habana el pasado mes de octubre, no realizó en ese momento ninguna presentación pública, por lo que será la primera vez para sus seguidores lo vean en vivo sobre un escenario cubano. Han sido cinco largos meses de preparación del espectáculo, en los que los fanáticos del patio dudaron por momentos que la gira de la agrupación por América Latina hiciera un alto en la Isla.

Sin embargo, ya es un hecho. Los legendarios músicos llegarán a Cuba y reinarán desde su trono de la Ciudad Deportiva, para gusto de sus seguidores y malestar de quienes una vez estigmatizaron su música.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 39