Arranca la 57 Serie Nacional de Béisbol con una afición desilusionada

Edilse Silva, uno de los peloteros elegidos como refuerzo en la segunda parte de la Serie Nacional de Béisbol. (Twitter)
Nadie sabe qué sorpresas, buenas y malas, nos dará el nuevo torneo, si es que no da solo aburrimiento. (Twitter)

Sin demasiadas ilusiones por parte de la afición –a causa del triste espectáculo nacional e internacional que resulta el desplome de este deporte–, ya está a punto de arrancar la 57 Serie Nacional de Béisbol (SNB), que algunos llaman "la Serie de los mentores", sobre todo por la presencia de Víctor Mesa como mentor del equipo más emblemático de nuestra pelota, Industriales, y por el debut de Pedro Luis Lazo y Orestes Kindelán como entrenadores.

Incluso algunos desencantados que ya no se apasionan tanto con este evento tienen cierta curiosidad por saber si, finalmente, Mesa –que en 14 SNB nunca ha subido a lo más alto del podio– podrá ganar con los Leones un clásico nacional, si Lazo tendrá como mánager de los Vegueros el talento que tuvo como pitcher y si Kindelán hará volar de nuevo a las Avispas.

Esos tres equipos que ellos dirigen, además de Matanzas, Villa Clara, Ciego de Ávila, Camagüey y Granma, son los elencos que sin duda alguna tienen mayores probabilidades de clasificar en la primera etapa. Pero nadie sabe qué sorpresas, buenas y malas, nos dará el nuevo torneo, si es que no da solo aburrimiento.

Aunque esencialmente no ha cambiado nada –a pesar de las voces y los hechos que claman por una transformación profunda de nuestro béisbol si se quiere salvarlo–, se han tomado algunas decisiones y se han anunciado algunas novedades que intentan maquillar un poco la desmejorada apariencia del campeonato.

En la presente edición se han tomado algunas decisiones y se han anunciado algunas novedades que intentan maquillar un poco la desmejorada apariencia del campeonato

Ahora, cuando la dirección de un equipo quiera darle boleto intencional a un bateador, solo tendrá que comunicárselo al árbitro principal, que enviará al pelotero hacia primera sin esperar las cuatro bolas. La otra novedad es que podrá haber 40 jugadores en cada equipo y no los 32 que podían ser inscritos anteriormente. En el congresillo técnico efectuado en la sala Adolfo Luque del Latino, se informó también que cada mánager puede "vestir" a 27 jugadores para un partido, igual que si estuvieran en la fase de postemporada.

Ya en el play off, con el objetivo de cuidar el brazo de los serpentineros, se mantendrá la rotación de la etapa de grupos. Para respetar la relación de visitador y home club, por otra parte, ningún equipo viajará más de tres subseries seguidas. Se anunció también que, con el objetivo de proteger de lesiones a los deportistas, solo se jugará en estadios municipales con las condiciones requeridas. En las provincias de menor disponibilidad energética, se jugará a las 2 de la tarde, y en las de mayores recursos a las 4 y a las 7.

En una reciente emisión del programa televisivo Al duro y sin guante, fueron entrevistados varios mentores y funcionarios en relación con esta 57 SNB. Víctor Mesa fue el centro de atención y, pese a su invariable tendencia al desbordamiento, hizo algunos señalamientos muy pertinentes, sobre todo en lo que concierne a su trabajo con los capitalinos.

Contó el entrenador cómo les insiste a sus muchachos sobre la realidad de que ya Industriales no es el mejor equipo del país, pero animándolos a revertir esa situación, a rescatar su puesto en la vanguardia de la pelota cubana, sobre todo porque, a pesar de las contrariedades, tienen a los deportistas capaces de lograrlo. Para el nuevo mentor azul, según el modo en que han entrenado sus Leones, quedarán sin duda entre los seis finalistas.

A partir de ahora solo se jugará en estadios municipales con las condiciones requeridas

Pero el ex Naranja y ex Cocodrilo señaló que lo primero que tienen que hacer es rescatar el Latino, que es el estadio insignia. "Tengo que hacer esta observación: intentaron que nosotros no jugáramos en el Latino", declaró el nuevo mánager azul sin dar más detalles. El conductor del programa, Rodolfo García, puntualizó: "Debemos ver el Latinoamericano no como el estadio del equipo nacional, sino como el estadio de Industriales".

Según su costumbre, Mesa se mostró incómodo con los periodistas, ya que señaló que la cuestión no es estar "a favor o en contra" de él, sino valorar objetivamente su labor. "No he ganado un campeonato, pero todavía no he leído un periódico que reflexione sobre todo el trabajo que he hecho", lamentó.

Recordó que, cuando era un muchacho y seguía la prensa, podía leer titulares llamativos como "Chávez contra Vinent". Algo muy diferente de lo que ocurre en la actualidad, cuando las notas sobre béisbol salen "en lo último de abajo del periódico". Mesa se mostró, además, en contra de que a los torneos en el exterior fueran personas que no están en el equipo y que no van allá siquiera para aprender e incorporar luego esos conocimientos a la pelota cubana.

Cuando el conductor le preguntó si de veras iba a llenar el Latino, respondió: "¡Voy a reventar el Latino! Y además vamos a traer el Juego de las Estrellas y a traer a la televisión".

"No puede ser que los peloteros de antes ganen más que los de ahora. Los de ahora tienen que ganar más, porque tenemos más desarrollo, tenemos más ideas, los jóvenes son más inteligentes", sentenció en referencia a los salarios de los jugadores.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 7