Buena temporada para Cocodrilos y otras fieras, mala para gallinas

Los Cocodrilos de Matanzas encabezan la clasificación tras la segunda subserie. (Facebook)
Los Cocodrilos de Matanzas rompieron el récord de 66 triunfos en una temporada de 90 partidos. (Facebook)

Va concluyendo el segundo segmento de esta aburrida temporada beisbolera en que los resultados se han definido en general bastante pronto, con importantes decepciones, pocas sorpresas y escasa tensión.

Este mes ha estado marcado por un calendario maratoniano, agobiante para los jugadores ‒sobre todo para el pitcheo‒, ante el cual todos los equipos han sufrido. Si es difícil completar una rotación de abridores con ciclos de tres días de juego y uno de descanso, hemos visto el desastre del pitcheo cuando las subseries son de tres juegos en 48 horas.

Aunque los Cocodrilos han sido de los más afectados, rompieron el récord de 66 triunfos en una temporada de 90 partidos que tenía Industriales, con Rey Vicente Anglada al mando, desde 2003. Nadie se sorprendió, no obstante, pues Matanzas había cerrado la primera etapa con 42 victorias.

Los Cocodrilos rompieron el récord de 66 triunfos en una temporada de 90 partidos que tenía Industriales desde 2003

De esta manera, mejora con creces su actuación en la Serie Nacional anterior, en la que de 85 juegos, ganó 55 y perdió 30. Los Tigres de Ciego también han tenido mejor desempeño en esta temporada. Villa Clara y Granma completan el cuarteto de postemporada, lo que representa para los Alazanes del veterano Carlos Martí haber hecho un magnífico papel con destacados números de ofensiva, pitcheo y defensiva.

Holguín, un equipo que ha enredado mucho a los líderes, ha perdido el paso, pero tiene seguro un quinto lugar, que supone un buen resultado. El sexto, para los Toros de Camagüey, es sin duda no solo un puesto honroso, sino también sorpresivo y peleado.

Pese a la palidez del campeonato cubano, el país ha mantenido el quinto escaño del Ránking Mundial de Béisbol WBSC Oficial, según actualiza la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol, en un listado que valora los resultados de todos los equipos nacionales, de la categoría sub-12 a la profesional, en competiciones internacionales durante el período 2013-2016. Tras Japón, líder desde 2014, se hallan EE UU, Corea del Sur, Taipéi, Cuba, México, Venezuela, Canadá, Holanda e Italia.

Una mala noticia al cierre del año es el fallecimiento del gran short stop granmense Agustín Arias, campeón mundial en Managua 1972, participante en 17 Series Nacionales y 8 Selectivas —en la octava resultó campeón de bateo—. Aunque los fanáticos más jóvenes lo ignoren, Arias fue uno de los mejores torpederos del país durante los años 60 y 70, de juego elegante, brazo fuerte y bueno al bate. En la Serie 55, el pasado diciembre, se le hizo un homenaje oficial.

También 2016 termina con la despedida de Ariel Borrero, el bien llamado Remolcador, que en 21 temporadas dio más de 2.000 hits, 143 jonrones, anotó casi 1.000 carreras, impulsó 1.109, con 312 de average. Cuatro veces campeón nacional —dos con Villa Clara y dos con Ciego de Ávila—, fue líder de carreras impulsadas en postemporadas con 113, hizo en cinco ocasiones el equipo Cuba y resultó subcampeón del primer Clásico y del Mundial de 2009.

El jueves a las 7 de la noche los cuatro directores finalistas escogerán a los nuevos refuerzos, aunque muchos nombres flotan entre signos de interrogación y el mismo sistema de refuerzos deja lugar a muchas dudas

Sorprendió presenciar un breve recordatorio en Telesur, nada menos que a Orlando El Duque Hernández. No es raro que en este canal sean mencionados peloteros cubanos de Grandes Ligas, pero es infrecuente que en la programación habitual sea elogiado el único que ganó cuatro Series Mundiales —tres con los Yankees y una con los White Sox—:

" Pitcher derecho de recta, curva y slider, que en play off llegó a un récord de ocho éxitos sin derrotas", con 10 temporadas en el mejor béisbol del mundo y 10 en el de Industriales.

Ahora, cuando se sabe que el jueves a las 7 de la noche los cuatro directores finalistas escogerán a los nuevos refuerzos, muchos nombres flotan entre signos de interrogación, además de que el mismo sistema de refuerzos deja lugar a muchas dudas. Uno de esos nombres es el de Yosvany Alarcón, receptor tunero sancionado por una grave indisciplina. Como el jugador ha demostrado arrepentimiento y buena conducta, está en las reglas que su año de separación pueda quedar en solo seis meses, pero nada se ha informado oficialmente al respecto.

Es un deseo generalizado que la postemporada sea más interesante. O, al menos, que el aburrimiento o el sangriento fervor de una parte del público, no provoquen nuevos "valientes" linchamientos y destripamientos de gallinas en las gradas de los estadios. Sin embargo, tampoco hay que tener demasiado optimismo.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1