El sushi barre a los tostones en el Clásico Mundial

Los nacionales cayeron ante el equipo asiático con un marcado de 11-6 carreras. (Granma)
Los nacionales cayeron ante el equipo asiático con un marcado de 11-6 carreras. (Granma)

La madrugada de este martes resultó amarga para los seguidores del béisbol que seguían por la televisión el partido entre Cuba y Japón en el IV Clásico Mundial de Béisbol. Los nacionales cayeron ante el equipo asiático con un marcado de 11-6 carreras en su debut de la cita deportiva.

El pitcheo cubano cedió ante la ofensiva nipona que le propinó el primer revés en el grupo B de la competencia. Desde la entrada inicial el abridor cienfueguero Noelvis Entenza recibió un doble de Norichika Aoki y un sencillo remolcador de Yoshitomo Tsutsugo.

El lanzador no logró brillar a pesar de contar con una defensa que se lució en el jardín central, a cargo de Roel Santos. Solo en el tercer inning los muchachos de Carlos Martí lograron empatar el marcador con un doble de Yoelkis Céspedes y sacrificio de Santos.

Un inolvidable batazo de Alexander Ayala en ese capítulo, fue fildeado por Nori Aoki, el diamante de la escuadra japonesa, con un impresionante historial en las Grandes Ligas de Estados Unidos.

Los cubanos no lograron mantener el marcador y los contrincantes les pasaron por encima al desplomarse el pitcheo del zurdo Yoanni Yera

Sin embargo, los cubanos no lograron mantener el marcador y los contrincantes les pasaron por encima al desplomarse el pitcheo del zurdo Yoanni Yera. Algo que aprovechó la escuadra nipona para en el quinto episodio marcarle a los tostones cuatro boletos.

En la quinta entrada Cuba pagó caro el error de Yurisbel Gracial y sus adversarios le propinaron a José Ángel García un cuadrangular de tres carreras a manos del antesalista Nobuhiro Matsuda.

Ese fue el capítulo de la muerte para los jugadores del patio, que vieron como el marcador se les iba por delante seis carreras y se colocaba 7-1 a favor de los contrincantes. En el séptimo brillaron momentáneamente cuando Alfredo Despaigne dio jonrón y el emergente Guillermo Avilés impulsó otras dos.

El golpe final le llegó a los cubanos con un doble play de los nipones que terminó por neutralizarlos, al que se le sumó el batazo de Yokohama DeNa BayStars. Con el marcador 9-4 los nacionales acortaron la distancia con un doble de dos carreras de Gracial en el octavo, al que los nipones replicaron con una nueva anotación ante el relevista Alain Sánchez.

Al comenzar el novena entrada la suerte estaba echada y solo faltaba hacer el papeleo para decretar la derrota.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4