Cuba presenta la preselección para el Clásico Mundial de Béisbol 2017

Heriberto Suárez, director nacional de béisbol cubano. (EFE)
Heriberto Suárez, director nacional de béisbol cubano. (EFE)

Después del paréntesis de nueve días de luto nacional por la muerte de Fidel Castro, la Serie Nacional 56 continuó su calendario. También ha continuado subiendo la pasión de la afición, que en esta temporada ha sido notablemente baja y las imágenes de la gradas vacías han generado más de una preocupación entre los organizadores de cada partido.

El pitcheo y la defensa han mejorado en esta segunda etapa, y los equipos a la cabeza tienden a equilibrar su actuación. Matanzas, por ejemplo, aunque sigue a la vanguardia en la ofensiva, ya no es tan letal como en la primera fase y hasta ha recibido un súper nocao de 18-3.

Se está perfilando mejor cuál es el estado que ahora mismo tiene el béisbol cubano a pocas semanas de cerrar su temporada y a menos de dos meses de que el próximo campeón asista a la Serie del Caribe, en febrero de 2017.

Se está perfilando mejor cuál es el estado que ahora mismo tiene el béisbol cubano a pocas semanas de cerrar su temporada y a menos de dos meses de que el próximo campeón asista a la Serie del Caribe

Pero la mira no está puesta en ese evento regional, que servirá solo de laboratorio, sino en el Clásico Mundial que tendrá lugar en marzo del próximo año. Los pronósticos no son muy optimistas con la actuación de Cuba en el evento. Los países participantes se toman cada vez más en serio el torneo, como lo demuestran las nóminas cargadas de excelentes jugadores.

Toda la atención se halla concentrada ahora en la lista de jugadores que los organizadores cubanos decidirán a partir de una preselección de 50 que acaba de darse a conocer, compuesta por cinco receptores, 15 jugadores de cuadro, seis jardineros y 24 lanzadores.

Los catchers de esa prenómina son Frank Camilo Morejón, Yulexis La Rosa, Ariel Martínez, Osvaldo Vázquez y Rafael Viñales. Los primera base, Alexander Malleta, William Saavedra, Guillermo Avilés, Yasiel Santoya, Yordanis Samón y Norel González. Mientras que para segunda, Raúl González, Juan Carlos Torriente y Aníbal Medina. Tercera, Yurisbel Gracial, Jefferson Delgado, Yeniet Pérez y Yunior Paumier. Campo corto, Yorbis Borroto y Alexander Ayala.

En los jardines, Edilse Silva, Alfredo Despaigne, Julio Pablo Martínez, Víctor V. Mesa, Yoelkis Céspedes y Dennis Laza. En la lomita, Freddy Asiel Álvarez, Yosvani Torres, Yoanni Yera, Vladimir García, Lázaro Blanco, Jonder Martínez, Vladimir Baños, Alaín Sánchez, Yoelkis Cruz, Robelio Carrillo, Raidel Martínez, Erlys Casanova, José Ramón Rodríguez, Leandro Martínez, Dayron Alexis Riera, Liomil González, Miguel Lahera, Liván Moinelo, Alexander Rodríguez, Danny Aguilera, José Ángel García, Yoandry Ruiz, César García y Yasmani Hernández Rojas.

Entre los parámetros que han servido como criterio se encuentran la disciplina, la entrega dentro y fuera del terreno, el rendimiento integral en la Serie, el estado físico y psicológico, la efectividad ofensiva y defensiva, la versatilidad y el rendimiento histórico. El patriotismo, algo tan difícil de medir objetivamente, es, sin embargo, otro de los parámetros.

Heriberto Suárez, director nacional de este deporte, ha explicado que esta lista está abierta hasta que se conforme la selección definitiva en febrero. Por tanto, los peloteros ya escogidos deberán mantener su rendimiento y los que aspiren a entrar tendrán que demostrar que lo merecen.

Cuba, que resultó subcampeón en el primer Clásico y ha participado en las tres ediciones precedentes jugará en Tokio frente al campeón de los dos primeros certámenes de este tipo, Japón

Suárez informó también de que hay 19 jugadores, no seleccionados para reforzar los actuales equipos -como Giorvis Duvergel, Dainier Gálvez, Leonardo Urgellés, Yorbel Sánchez, Yariel Duque, Yosvani Alarcón, por ejemplo- que son elegibles como refuerzos el 29 de diciembre para los play off y que podrían aparecer también en la preselección.

Muchos se preguntan por qué en esta lista no aparecen destacados jugadores como Noelvis Entenza, Frank Monthiet o Leonardo Urgellés, y advierten que, para la nómina final, no es lo mismo que el atleta se encuentre jugando a que se encuentre entrenando.

Cuba, que resultó subcampeón en el primer Clásico y ha participado en las tres ediciones precedentes, esta vez, jugará en el grupo B, en Tokio, frente al campeón de los dos primeros certámenes de este tipo, Japón, el 7 de marzo. Su segundo juego será el 8 ante Australia y cerrará la zona con China, el 10.

Lo más asombroso de esta prenómina, cuando lo normal es que se anuncie primero quién será el director y luego los jugadores, es que no se haya hecho la menor referencia a la dirección.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2