El futbolista Sergio Ramos del Real Madrid desata pasiones en su visita a Cuba

El futbolista Sergio Ramos. (Facebook)
El futbolista Sergio Ramos. (Facebook)

(EFE).- El futbolista español Sergio Ramos se encuentra en Cuba como embajador de buena voluntad de Unicef, una presencia que desató el martes pasiones entre los aficionados al fútbol de la Isla, entre ellos un grupo de niños y adolescentes con los que jugó un pequeño partido en La Habana Vieja.

"Como embajador de Unicef, quiero colaborar en cosas benéficas. No cuesta nada y se disfruta mucho al sacar una sonrisa a los más pequeños. Creo que es maravilloso", dijo el futbolista a la prensa antes de un breve encuentro que disputó con un grupo de adolescentes implicados en proyectos de integración a la comunidad mediante el fútbol.

El jugador madridista dijo estar sorprendido del "espléndido" y "cariñoso" recibimiento que le han mostrado los cubanos en su primera visita a la Isla, donde acude para "colaborar con los niños y ver de cerca los proyectos que desarrolla Unicef".

Más de 200 niños le esperaban en la cancha de fútbol, muchos de ellos con camisetas del Real Madrid, lo recibieron con aplausos y gritaron su nombre a cada pase o remate que hizo el defensa en el pequeño partido con los jóvenes.

Antes de su llegada reinaba la expectación y la emoción como es el caso de Iván Herrera, de 16 años, "muy emocionado y nervioso" por poder jugar con él, según dijo.

"Es un orgullo para mí verlo por primera vez en persona, porque hasta ahora sólo lo había visto jugar en la televisión", señaló Branley Torres, un niño de 12 años, aficionado al fútbol y al Real Madrid desde los ocho años, aunque su jugador preferido es Ronaldinho.

Por la mañana, antes del partido, Ramos visitó la escuela infantil Vo Thi Thang de La Habana, donde los niños le recibieron con bailes y música; donde también varias decenas de seguidores, muchos de ellos con camisetas y bufandas del Real Madrid, le esperaron a la entrada para tratar de conseguir un saludo, un autógrafo o una foto de su ídolo.

"Para mí es una emoción ver a un deportista como él aquí en Cuba. Es algo único porque lo admiro muchísimo", dijo Roberto, un joven cubano hincha del Real Madrid, que estaba trabajando cerca de la escuela cuando se enteró de que Ramos estaba en La Habana.

"Como embajador de Unicef, quiero colaborar en cosas benéficas. No cuesta nada y se disfruta mucho al sacar una sonrisa a los más pequeños"

"Estoy loco por verlo cuando salga para ver si me firma la bufanda del Real Madrid", señaló el joven, que no quiso perder la oportunidad de ver a un jugador "madridista", ya que no lo logró con Raúl González, cuando visitó Cuba hace dos semanas para el amistoso que su actual club, el Cosmos de Nueva York, jugó con la selección cubana de fútbol.

Sergio Ramos llegó a La Habana en la tarde del lunes para visitar proyectos de Unicef en la Isla, según dijo nada más aterrizar en el aeropuerto, aunque no dio más detalles sobre su agenda, ni sobre cuántos días permanecerá en Cuba.

Medios de la isla publicaron hoy que, nada más llegar a la capital cubana, asistió a un espectáculo que ofrecía el grupo de teatro infantil La Colmenita, junto con el ballet de la coreógrafa Lizt Alfonso quien, como el futbolista, es embajadora de buena voluntad de Unicef.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2