Un árbitro recibe una paliza de jugadores en la liga cubana

Como la prensa cubana sigue enfrascada en su particular guerra con los medios alternativos y se preocupa más por lo que publican "los otros" que por arreglar sus problemas, aquí les va una primicia de lo acontecido el pasado sábado en la Liga Cubana de Fútbol, o lo que es lo mismo, la liga de René Pérez.

Este es un bochornoso incidente que la prensa debió mostrar y que supone el enésimo escándalo dentro del fútbol cubano, un deporte que pretendió ocultar sus penumbras con una gala este lunes para celebrar el éxito de Santiago de Cuba en el Campeonato Nacional.

Resulta que durante la última fecha y con el líder finiquitado, Camagüey recibió a Las Tunas en Minas, choque cuyo único incentivo era conocer si los locales se aseguraban el segundo puesto de la tabla.

Al minuto 26 y con el marcador 1-0 a favor de los Miuras se armó una tángana monumental: el árbitro Marcos Brea y los jugadores de Las Tunas se enzarzaron en una pelea que terminó con agresiones físicas y 4 expulsados por los visitantes.

Este es un bochornoso incidente que la prensa debió mostrar y que supone el enésimo escándalo dentro del fútbol cubano

Pero la historia tiene sus antecedentes y conviene recordarlos por parte. Hace 2 años Las Tunas fue vapuleada en Zulueta 12-0 en la mayor goleada de los últimos años en torneos domésticos. Ese día Marcos Brea expulsó a 5 jugadores tuneros y comenzó una película que terminó el sábado de la peor manera posible.

En ese intervalo de tiempo se produjeron otros incidentes con Marcos Brea de por medio, incluyendo un choque ante Ciego de Ávila donde otra vez mandó a las duchas a jugadores de Las Tunas y el capitán Maikel Celada tuvo que soportar que el santiaguero le increpara: "pito lo que me salga de aquí", en plena alusión a sus testículos. La ofensa fue digerida por el capitán tunero.

En el actual torneo, Brea estuvo presente en la derrota de Las Tunas ante Cienfuegos 2-1 en La Perla del Sur y una vez más su caliente tarjeta roja dejó a Las Tunas sin marcadores centrales. Por si fuera poco, la Asociación de Fútbol de Cuba designó al mismo réferi para pitarle a Las Tunas en la novena (victoria 0-1 sobre Villa Clara en Santo Domingo) y décima jornada de la Liga Cubana, en un acto de insensatez total a sabiendas de dichos antecedentes.

En ambos encuentros Brea nunca le tendió la mano al delantero tunero en el saludo protocolar

En ambos encuentros Brea nunca le tendió la mano al delantero tunero en el saludo protocolar. En el choque de marras la historia fue más o menos así: Marcos Brea fue designado como cuarto árbitro e inesperadamente se intercambiaron los papeles y sin ninguna justificación aparente Brea dio el pitazo inicial del choque.

–El que es malo es malo –le comentó Celada, que se encontraba a unos metros del árbitro, a Yaisniel Nápoles ( Buenafe) al producirse la falta.

–Cállate o te boto –le respondió Brea.


–¿Y por qué me vas a votar? –preguntó Celada.


Brea sacó la roja y el resto fue una película de terror.

Las Tunas sufrió la expulsión de Maikel Celada, Dayron Blanco, Yúnior González y Daniel Cantero y terminó cayendo 6-0.

¿Culpables? Los máximos responsables de dicho incidente son los jugadores de Las Tunas y por ello cada cual tendrá su respectiva sanción, pero en el capítulo de los despropósitos otros tendrán que dar explicaciones.

Seguramente al concluir la Gala Oficial René Pérez y su camarilla dictarán sentencia. Veremos si la justicia aparece por las oficinas de la AFC.

PD: Aquí estaré esperando a que desmientan...otras pruebas las conservo en mi poder.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 7