El furioso regreso de los Tigres de Ciego de Ávila

Gorra del equipo de los Tigres de Ciego de Ávila. (CC)
Gorra del equipo de los Tigres de Ciego de Ávila. (CC)

La curiosidad alrededor de los equipos cubanos después de la larga pausa por la Serie del Caribe, estaba en su punto más alto este sábado. Sin embargo, la lluvia no permitió que se realizaran los partidos entre Holguín e Industriales ni el de Granma contra la Isla de la Juventud. Solo el rugido de los Tigres avileños se hizo sentir sobre los Cocodrilos de Matanzas, a quienes apabullaron 14 por 4.

Después de la amarga aventura en Quisqueya, donde perdieron a dos jugadores y fueron cazados por Los Venados de Mazatlán, los felinos de Roger Machado regresaron al estadio José Ramón Cepero con una pasión vengativa. La novena avileña noqueó a los matanceros, a pesar de que estos comenzaron anotando dos carreras en la primera entrada.

El lanzador Fredy Asiel Álvarez vivió una tarde infernal en que le hicieron de todo, aunque la mayor parte de las carreras para su derrota fueron sucias. A las dos anotaciones de los Cocodrilos, los Tigres respondieron dando machucones, hits y dobletes. Aprovecharon varios errores para sacar 8 carreras de 7 imparables. La estrategia desconcentró a Álvarez, hasta el punto que no aceleró más allá de las 87 millas.

Si bien Vladimir García no había podido abrir -ni podrá hacerlo durante al menos una semana por una lesión en la rodilla-, Dachel Duquesne quedó victorioso al final, gracias a la saña de sus bateadores, quienes a la altura del séptimo inning ya habían dejado a 12 hombres en bases.

Las gradas estuvieron siempre flanqueadas por abundantes policías (...) algo que se ha vuelto común en los espectáculos deportivos cubanos

Mucho disfrutaron los fanáticos avileños que, aunque no abarrotaron el estadio, dieron conga y gozaron la paliza a los rivales. Las gradas estuvieron siempre flanqueadas por abundantes policías y hasta por boinas negras. Algo que se ha vuelto común en los espectáculos deportivos cubanos.

El otro juego que pudo efectuarse tuvo lugar en el oriental estadio Julio Antonio Mella, entre los Leñadores de Las Tunas y los Vegueros de Pinar. El partido concluyó 5 anotaciones por 3, a favor de los locales, gracias al trabajo de Yoalkis Cruz, mientras que la derrota fue a parar al lanzador Yosvany Torres.

La tabla de posiciones se mantiene igual, con Tigres, Vegueros, Leones y Cocodrilos a la cabeza. Queda por ver el desempeño de Industriales en lo que resta de la 55 Serie Nacional, al ser uno de los equipos más letalmente diezmados por la “fuga” de peloteros al perder en un año 17 jugadores.

El golpe que significó para la novena capitalina la escapada de los hermanos Gourriel ha sido “terrible, pero es apenas la punta visible del desangramiento brutal de Industriales”, según un experto beisbolero. La situación se complica con la salida del país de Hasuán Viera Leyva, un prospecto de 19 años muy versátil -jugador de primera y jardines, con buen brazo- que ahora está eligiendo un representante para convertirse en agente libre.

Industriales es el equipo emblemático de la pelota cubana y su tragedia actual simboliza la crisis del béisbol que atraviesa el país. Una broma muy repetida por estos días entre los seguidores de la escuadra, asegura que son “tantos los peloteros de Industriales fuera del país, que con ellos pudiera armarse un equipo completo”.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1