Tres grandes equipos no pasan a la segunda fase de la Serie Nacional

Víctor Mesa, tan controvertido y destemplado, ha demostrado ser un manager de garra y tesón singulares ante la escuadra de Matanzas. (Internet)
Víctor Mesa, tan controvertido y destemplado, ha demostrado ser un mánager de garra y tesón singulares ante la escuadra de Matanzas. (Internet)

Pinar del Río fue el primer gran equipo que no pudo alinear entre los ocho finalistas de la etapa inicial de la Serie Nacional 56. Industriales también quedó fuera, en lo que constituye un amargo estreno para los Leones desde que fue adoptada la modalidad de dos etapas en el campeonato cubano. Santiago le siguió los pasos y cayó tercero.

Los fanáticos capitalinos se han sentido defraudados y muchos se niegan a justificar ese fracaso con el hecho de que el equipo azul ha perdido a una treintena de jugadores en los últimos dos años, además de comenzar la Serie sin seis de sus mejores hombres. Algo parecido ha ocurrido con otros conjuntos y han tenido mejor desempeño que los Leones, apuntan los más críticos.

La caída de los Leones tiene connotaciones más allá del terreno, pues un dicho popular asegura que el béisbol en Cuba está mal si Industriales está mal

La caída de los Leones tiene connotaciones más allá del terreno, pues un dicho popular asegura que el béisbol en Cuba está mal si Industriales está mal. Si a eso se le suma que elencos de tan respetable tradición como los Vegueros y las Avispas andan también fatales, entonces el diagnóstico general toma tintes sombríos.

Ni siquiera la fantástica racha victoriosa del equipo matancero alcanza para una visión optimista sobre el pasatiempo nacional. Por el contrario, no son pocos los que ven esos resultados precisamente como una prueba del desastroso estado del béisbol cubano.

Víctor Mesa, tan controvertido y destemplado, ha demostrado ser un mánager de garra y tesón singulares, más allá del poder que le inyecten sus altos padrinos y sus orishas.

Matanzas terminó la primera fase con un nuevo récord de 42 victorias, 13 puntos por delante de los Tigres de Roger Machado, tras una cadena de 18 éxitos y otra de 13. El equipo perdió un solo partido en casa y saco 50 carreras por delante al equipo que le sigue en cantidad de anotaciones.

Solo Vegueros, Tigres y Leones pudieron ganarles un choque a estos acorazados Cocodrilos, que se hallan concentrados en la meta de regresar a Matanzas los laureles cosechados por Henequeneros en 1990 y 1991. Con su victoriosa marcha han puesto en peligro varios récords y arrollado a sus rivales en los 15 compromisos particulares, lo que incluye 12 pases de escoba.

La superioridad abrumadora que demuestran los matanceros no está de moda en el béisbol internacional. Por ejemplo, de las 30 mejores actuaciones en 50 partidos de las Grandes Ligas, 27 ocurrieron en la pasada centuria y, de estas, 17 fueron antes de 1950. En el béisbol actual, resulta demasiado difícil y raro que un equipo pueda destacarse de modo tan abrumador por encima de los otros conjuntos.

Al término de la primera etapa, Cocodrilos, Tigres, Alazanes y Naranjas van directo a la segunda, incluso con varios días para descansar. Cachorros, Toros, Leñadores y Piratas, en cambio, tendrán que luchar duro para que, de los cuatro, solo sobrevivan dos. Esos seis elencos, ya en la segunda fase, combatirán por cuatro puestos a lo largo de 45 partidos, enfrentándose 9 veces cada uno contra todos los rivales. Luego quién sabe. No es absurdo esperar una inédita final entre Cocodrilos y Tigres, lid que se va convirtiendo en un nuevo clásico.

Los partidos de comodines, tres a ganar dos, comienzan este domingo y, de ser necesario, se extenderán hasta el próximo miércoles. Para estos juegos no se fijará límite de tiempo ni se invocará la regla IBAF para definir a un ganador. Tampoco se declarará como juego terminado ninguno que sea detenido después del quinto episodio, aunque uno de los equipos lleve ventaja. Nunca se celebrarán programas dobles.

El Juego de las Estrellas en Matanzas tendrá lugar los días 28 y 29. Víctor Mesa dirigirá el seleccionado de Occidentales y Roger Machado a Orientales. Las pruebas de habilidades comenzarán también en la primera de esas jornadas, cuando se efectuará el tope entre veteranos.

El último sábado de este mes se conocerá al rey de los cuadrangulares y se realizará el Juego de las Estrellas

El último sábado de este mes se conocerá al rey de los cuadrangulares y se realizará el Juego de las Estrellas. Una lid en la que Occidentales ha ganado 14 de los 27 partidos efectuados.

Para dar más color al evento, se realizará allí mismo la selección de los refuerzos por parte de la dirección de los seis equipos que pasen a la segunda etapa. Se informó también que serán invitados especiales todos los jugadores que cumplieron contratos en ligas profesionales extranjeras. Excepto las de Estados Unidos, por supuesto.

A pesar de la crisis del béisbol cubano y de la generalizada indiferencia del público, los matanceros parecen hallarse en un ambiente de justificada alegría por la loable actuación de su equipo. Las autoridades deportivas de la provincia intentan organizar un Juego de las Estrellas a la altura que merecen los amantes del béisbol y se concentran en el remozamiento del estadio Victoria de Girón.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3