Cadena de derrotas en tenis de mesa y apenas un quinto lugar en voleibol femenino

La mañana del jueves no fue un buen momento para la selección cubana de tenis de mesa en los XVII Juegos Panamericanos de Toronto 2015. De los tres nacionales que compitieron en las primeras horas de la jornada, ninguno logró alzarse con la victoria en la justa individual de esta especialidad.

La pinareña Lisi Castillo cayó ante la boricua Adriana Díaz, que logró dominar el partido con un marcador de cuatro sets por tres. Esta puntuación se repitió en el caso del representante cubano en la modalidad masculina, Liván Martínez, quien cayó frente al puertorriqueño Héctor Berrios.

La más estrepitosa derrota fue la que sufrió Andy Pereira, considerado el atleta de mayores posibilidades por la parte cubana en esta lid. El canadiense Pierre-Luc Theriault logró reducirlo con un cómodo margen de 4-1.

Ahora las esperanzas se colocan en los brazos de las atletas Leisy Jiménez e Idalis Love, quienes jugarán en la tarde noche de este jueves. Otra posibilidad para que Cuba no se vaya con las manos vacías en el tenis de mesa recae en Jorge Moisés Campos, que en pocas horas también estará en competencia.

En cuanto al voleibol, atrás han quedado los tiempos de aquellas invencibles Morenas del Caribes que arrasaban con cuanta medalla se les ponía por delante. El equipo femenino cubano ya no es ni la sombra de aquellas escuadras que hacían gritar de alegría a los fanáticos del patio. En los Juegos Panamericanos de Toronto, las nacionales apenas han podido quedar en el quinto lugar después de una victoria 3-1, frente a la selección argentina.

La iniciativa de la ofensiva volvió a recaer en Melissa Vargas que anotó 32 puntos, para lograr un tercio de los tantos de todo el conjunto. En un tardío despertar, las cubanas lograron marcadores de 25-21, 21-25, 25-17 y 25-21, pero la reacción llegó demasiado tarde.

En cuartos de final, las cubanas cayeron frente a las estadounidenses por 1-3 y se quedaron sin medalla. La primera vez en las últimas doce ediciones de los panamericanos que no pueden subirse al podio. En certámenes anteriores habían acumulado nueve títulos dorados, cuatro platas y un bronce.

Del lado de acá, en las pantallas televisivas no faltaron quienes recordaron aquellos días de gloria en que Cuba latía a golpe de remate.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0