Arte en La Rampa

Arte en La Rampa. (14ymedio)
El declive de Arte en La Rampa se agudiza este verano. (14ymedio)

El desgaste y la repetición en las ofertas se han apoderado de la Feria Arte en La Rampa, que abrió su puertas a inicio de este mes en el Pabellón Cuba de La Habana. La cita, que este año arriba a su edición 12 y tiene como principal organizador al Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), no ha logrado escapar al deterioro de los suministros que padece todo el comercio minorista en los últimos meses.

Altos precios, una disminución en el número de artesanos que venden sus creaciones y la cansina reproducción de los mismos modelos de objetos de uso utilitario y decorativo, marcan esta feria. Ni siquiera los espectáculos culturales de música, danza, humor, teatro y variedades infantiles o la venta de libros, han logrado la afluencia del gran volumen de público que caracterizó a la cita en años anteriores.

En la céntrica esquina de la calle 23 y N, ya no es posible ver, como antaño, una larga fila de personas para acceder a las áreas donde se venden zapatos, ropas, bisuterías, orfebrería y cerámicas. La falta de entusiasmo no llega solo desde los consumidores, sino que se extiende a los artesanos que se quejan de los altos costos del alquiler de un stand, las deficientes condiciones del local y el privilegio de contar con las mejores locaciones del que disfrutan las entidades estatales.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1