Los primeros mangos del año

Mangos. (14ymedio)
El árbol originario de la India y cuya introducción en Cuba apenas data de principios del siglo XIX se ha fundido con la identidad nacional. (14ymedio)

Las lluvias de esta primera semana de junio han sido una pésima noticia para los vegueros de la región pinareña que ven peligrar su tardía cosecha de tabaco, dañada con las tempranas precipitaciones de enero. Sin embargo, otros cultivos como el mango y el aguacate se han beneficiado con el clima de los últimos días. Los patios de muchos cubanos han visto la maduración y el crecimiento de los dos frutos más representativos del verano en esta Isla.


Grupos de chiquillos lanzan piedras o se trepan al árbol de tronco alto y hojas  alargadas del mango filipino, corazón, toledo, manga blanca, mamey o mulgoba… entre muchas otras variedades. Para quienes poseen alguna mata de mango o de aguacate en su patio arranca un momento de pingües ganancias, pero también de mucha vigilancia. Ambos productos conforman la joya de la corona del mercado de productos agrícolas, por su alta demanda y versatilidad, pero también exigen estrictos cuidados y una delicada transportación.


Para las próximas semanas abundarán en nuestra cotidianidad las mermeladas de mango, las cáscaras de este fruto botadas en las aceras y los gritos de “Bájate de la mata” de alguna madre desesperada por la osadía de su hijo. El árbol originario de la India y cuya introducción en Cuba apenas data de principios del siglo diecinueve se ha fundido con la identidad nacional como si hubiera estado desde siempre aquí.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4