Cuba prevé ahorrar 10.000 toneladas de combustible con horario de verano

Los viejos contadores de electricidad asoman a la entrada de una edificación multifamiliar en La Habana. (EFE)
El horario de verano pretende ahorrar electricidad y el aprovechamiento de la luz natural. (EFE)

(EFE).- Cuba, que comenzó a aplicar este domingo el horario de verano, ahorrará unas 10.000 toneladas de combustibles en concepto de generación de electricidad, según la televisión estatal.

La medida va encaminada al mejor aprovechamiento de la luz natural y tiene una incidencia directa en la economía del país durante los ocho meses en los que estará vigente, agregó el informe.

El mayor beneficio para el sistema electroenergético nacional tiene lugar en el denominado horario pico, cuando sube la demanda en los hogares cubanos, que se cubre con combustible diesel, el cual resulta más caro que otros para generar electricidad, explicó una directiva de la Oficina Nacional para el Uso Racional de la Energía (ONURE).

Cuando los cubanos adelantaron una hora sus relojes a las cero horas de este domingo pusieron fin al "horario normal", que estaba vigente desde el pasado 6 de noviembre.

A partir de este domingo la isla caribeña mantendrá una diferencia de cuatro horas con el horario internacional (GMT -4), en lugar de las cinco horas que rigen en el "horario normal".

La Isla produce 4 millones de toneladas de petróleo y gas al año que se destinan principalmente a la generación eléctrica, y solo cubre un 50% del consumo del país

Cuba aplicó por primera vez esta iniciativa el 10 de junio de 1928, pero la medida no tuvo mucha aceptación en aquella época; al año siguiente fue desechado el decreto que lo establecía y solo se implementó de manera sistemática en las últimas cinco décadas.

En este momento su puesta en vigor se relaciona con la necesidad de ahorrar combustibles y la reducción del gasto de divisas para adquirir petróleo, cuyo suministro se verá afectado en un 25%, según han advertido las autoridades cubanas.

El sistema energético de Cuba ha dependido en gran medida desde 2003 del crudo subsidiado que recibe de Venezuela, que llegó a alcanzar los 100.000 barriles diarios; pero debido a la crisis en ese país esa cantidad se ha reducido a unos 55.000 barriles.

Por ello, el Gobierno busca actualmente otras alternativas energéticas y de suministro, además de implementar medidas de ahorro, aunque la Isla produce 4 millones de toneladas de petróleo y gas al año que se destinan principalmente a la generación eléctrica, y solo cubre un 50% del consumo del país.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2