Auténtica y clandestina

La cubana Idania del Río y la española Leire Fernández gestionan un espacio que mezcla el buen gusto con el emprendimiento en Habana Vieja

Leire Fernández e Idania del Río gestionan juntas la tienda ‘Clandestina’. (14ymedio)
Leire Fernández e Idania del Río gestionan juntas la tienda Clandestina. (14ymedio)

En el taller de ropa se respira armonía y creatividad. A punto de cumplir su primer año, la tienda de diseño Clandestina destaca por su singularidad en una Habana Vieja que se debate entre las ruinas y la sobreexplotación turística. Allí, en ese peculiar trozo de la ciudad, la cubana Idania del Río y la española Leire Fernández gestionan un espacio que mezcla el buen gusto con el emprendimiento.

En los altos de la tienda, en la calle Villegas entre Teniente Rey y Muralla, las dos profesionales conversan con 14ymedio sobre su proyecto y motivaciones.

Pregunta. ¿Cómo surge la idea de abrir el local?

Leire. Nos conocimos hace cinco años y nos dimos cuenta de que trabajábamos muy bien juntas. Un día Idania me comentó su idea de comercializar y averigüé cómo tener un permiso, hasta que se logró Clandestina. Hay muchos diseñadores con talento para poder hacer algo así pero les falta asesoría, ayuda de alguien en la gestión y la utilización de los instrumentos que existen en Cuba para lograr este tipo de iniciativas.

Empezamos poco a poco, porque aquí todo es muy complicado. Compramos una casa, la convertimos en el estudio de Idania a través de la ley del registro del creador y logramos un permiso de comercialización del Fondo de Bienes Culturales. Fue complicado, porque nos hacían muchas preguntas.

Hay muchos diseñadores con talento para poder hacer algo así pero les falta asesoría, ayuda de alguien en la gestión y la utilización de los instrumentos que existen en Cuba

P. ¿Se inspiraron también en otras experiencias para la ambientación?

Idania. He tenido la suerte de estar en algunos países donde he podido ver lugares y me he dicho: "me gustaría que fuera una cosa así". Con esa experiencia visual pude hacerme una idea y después emularla aquí.

P. ¿De dónde viene el nombre de Clandestina?

Leire. Cuando buscábamos cómo llamar a este sitio, una colega nos mencionó la película Clandestinos, del director Fernando Pérez.

P. ¿Es rentable la tienda a pesar de sus productos exclusivos?

Idania. Hasta ahora la rentabilidad la estamos mirando a nivel de funcionamiento. Tenemos un equipo de doce personas que crece cada vez más. Le podemos pagar un salario a todos, nosotras también lo tenemos y eso significa que estamos funcionando. Ahora mismo tenemos también un pequeño espacio en la Fábrica de Arte Cubano para comercializar nuestros productos.

P. ¿Cómo ven las recientes campañas desde las instituciones para promover un "buen diseño" en Cuba?

Idania. El problema es que la mayoría de las personas ni siquiera sabe lo que es el diseño, no lo entiende, porque no lo consume. En Cuba una buena parte de los productos no están diseñados.

La industria de la moda es muy cautivadora, pero a la vez tiene mucho de fanfarria

P. ¿Nunca pensaron en montar algo así en otro país?

Idania. Estuve pensando en la posibilidad de irme a trabajar a otro lado, pero al final decidí hacerlo aquí. Ahora existe la posibilidad y ojalá que la gente que se fue y que crea que puede lograr algo así se anime también. Tengo la esperanza de que, por haber estado fuera, entiendan mejor cómo funciona esto.

Porque no solo tiene que ver con el diseño sino con poder contar con gente como Leire, Yiya o Cintia. El equipo es el que hace que esto funcione, sin eso sería imposible.

P. ¿Qué planes tienen a corto y largo plazo?

Idania. Estamos desarrollando una nueva colección que se llama Vintrashe con ropa reciclada que compramos: se deconstruye, corta e imprime. Mantenemos también nuestra colección primera de pullovers con diseños muy sencillos pero específicos, como el "99% diseño cubano" y moda casual.

Trabajamos además en una colección con diseñadores en Brooklyn, que posiblemente se venda en Barneys. Por otro lado, entendemos y respetamos mucho la parte artesanal de nuestra marca, queremos ser rentables pero mantener un discurso sólido. Ir de una producción de 15 a una producción de 15.000 no es lo nuestro.

Leire. Nos interesa mantener el "cómo hacer" de cada sitio. Para mí lo interesante de un producto es que fue hecho aquí, por una persona que vive aquí, que tiene una realidad aquí y eso se refleja en la pieza.

P. ¿Cómo van a celebrar el primer año?

Idania. El día 13 de febrero haremos una fiesta y lanzaremos la colección Vintrashe. Habrá una pasarela con modelos, que seremos nosotros mismos, para reímos un poco de toda esa historia. La industria de la moda es muy cautivadora, pero a la vez tiene mucho de fanfarria.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 19