Maricel Godoy: “Quiero hacer de Holguín la ciudad de la danza”

Según la directora de la compañía Codanza, el principal reto de este arte en Cuba es e vitar que sigan saliendo buenos bailarines a trabajar al extranjero

Maricel Godoy, directora de la compañía Codanza. (Fernando Donate Ochoa)
Maricel Godoy, directora de la compañía Codanza. (Fernando Donate Ochoa)

Durante los próximos diez días, bailarines cubanos y extranjeros competirán en Holguín para alcanzar uno de los premios de la segunda edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov. El evento, que se inauguró el pasado jueves en el Teatro Eddy Suñol, incluirá también talleres y clases magistrales sobre esta forma de arte.

Maricel Godoy, quien dirige la prestigiosa compañía Codanza desde hace 23 años, ha conversado con 14ymedio durante un alto en los ensayos sobre el concurso que ayuda a organizar y el futuro de la danza cubana.

Pregunta. ¿Qué compañías participan y cuántos premios se entregarán?

Respuesta. Estará presente la mayoría de las compañías cubanas, mientras que del extranjero competirán varias de República Dominicana, Panamá, Suiza, España y Austria. En total, hay alrededor de 70 bailarines en concurso y se entregarán cinco premios: el Gran Prix de interpretación, mejor compañía, mejor coreografía, el premio del público y el premio Paul Seaquist, que consiste en una beca de verano en una compañía estadounidense. El jurado está integrado por el ucraniano Vladimir Malakhov, el chileno Paul Seaquist y yo.

P. ¿Participan también compañías de La Habana?

R. Me hubiera gustado que estuvieran compañías importantes de la capital como Danza abierta, Retazos, Danza Contemporánea de Cuba y otras. Sin embargo, al concurso vienen compañías de toda Cuba menos de La Habana. De allá, solo estarán el Ballet de la Televisión cubana y una compañía del Instituto Superior de Arte.

P. ¿A qué se debe esa pobre participación?

R. Supongo que ellos no sean muy conscientes de lo que está pasando aquí o tal vez sean conscientes y no les importe. Cada cual tiene el derecho de escoger donde participa, eso es una decisión de cada compañía y de cada director.

P. ¿Cuál es el principal reto de la danza cubana?

En mi compañía, un bailarín gana 250 pesos cubanos al mes. ¿Eso es un salario?

R. Evitar que sigan saliendo buenos bailarines a trabajar fuera de Cuba. Todos los años se están marchando muchos bailarines cubanos para Rusia, China y Turquía. Desde esos países vienen empresarios y después de una audición seleccionan a los mejores bailarines y se los llevan con una visa privada para un contrato de trabajo.

Es un mecanismo diabólico que está atentando contra el movimiento danzario cubano, porque se están llevando a muy buenos bailarines. Lo peor de todo es que ni el Ministerio de Cultura ni nadie en el país tiene control sobre esto.

P. ¿La compañía Codanza se ha visto perjudicada en este sentido?

R. Muchísimo, hemos perdido unos cuantos bailarines y eso nos ha perjudicado porque cuando se van los artistas entran otros con los que hay que comenzar de cero.

P. ¿Hay un contrato de exclusividad que evite la fuga de artistas?

Maricel Godoy, directora de la compañía Codanza, y el bailarín Vladimir Malakhov. (Fernando Donate Ochoa)
Maricel Godoy, directora de la compañía Codanza, y el bailarín Vladimir Malakhov. (Fernando Donate Ochoa)

R. En este país no existe, pero, además, ¿exclusividad de qué? En mi compañía, un bailarín recién graduado gana 250 pesos cubanos al mes. Cuando cumplen dos años, se evalúan. El primer nivel gana unos 690 CUP, el segundo 610 CUP, el tercero 590 CUP, el cuarto nivel 510 CUP y el resto 250 CUP. ¿Eso es un salario? Los bailarines se van por razones económicas y se tienen que ir porque yo no les puedo ofrecer nada. Lo único que les puedo ofrecer es una formación magistral en la danza, convertirlos en excelentísimos bailarines, pero es que la gente no vive con eso, la gente necesita dinero para vivir, para comer, para vestirse.

P. ¿La danza está en una situación crítica?

R. Sufrimos muchas angustias porque sostener una compañía renovándola cada año es como volver a empezar. La situación es extremadamente crítica, no solamente para la danza holguinera, sino para la danza cubana.

P. ¿Qué espera del concurso?

R. Que todos los bailarines que nos encontramos aquí tengamos diez días para soñar y que surjan nuevas ideas en los creadores. Que los bailarines sientan un estímulo para continuar su carrera. Mi esperanza es que cada año nos multipliquemos y hacer de Holguín la ciudad de la danza en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6