“Hacemos de puente entre la víctima y las instituciones internacionales”

Conversamos con uno de los fundadores de Cubalex, una organización que brinda asesoría legal en materia de derechos humanos

Veizant Boloy. (14ymedio)
Veizant Boloy. (14ymedio)

Pregunta. ¿Cuáles son los objetivos de Cubalex?

Respuesta. El 10 de diciembre del año 2010, con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos creamos el centro de formación Cubalex. A diferencia de otras asociaciones que agrupan a abogados independientes, ésta no solo brinda asesoría legal y talleres sobre temas penales y constitucionales, sino que también acudimos a organismos internacionales para pedir ayuda en casos donde creemos que han ocurrido violaciones del debido proceso. Nos referimos a la Comisión Internacional de Derechos Humanos, afiliada a la OEA y también a las entidades de Naciones Unidas. Hacemos de puente entre la víctima y estas instituciones internacionales.

Por ejemplo, hemos solicitado medidas cautelares a favor de activistas en la Isla, principalmente ante violaciones de la libertad de prensa, de asociación o de pensamiento. Estuvimos en abril del año pasado en la ONU para presentar un informe sobre la situación a la que están sometidas las Damas de Blanco, y solicitamos una medida cautelar, que les fue concedida en noviembre para proteger su integridad física. Este amparo es una advertencia de que la institución está observando lo que ocurre con el caso.

P. ¿Quiénes integran el grupo?

R. La especialista principal de Cubalex es Laritza Diversent y hay otros seis abogados, algunos de ellos en las provincias de Las Tunas y Camagüey. Colabora con nosotros también un especialista médico que nos ayuda a certificar los maltratos físicos cuando los afectados han recibido daños visibles y lesiones que pueden ser graves y donde necesitamos una garantía científica que lo avale.

P. ¿Trabajan bajo presión o son tolerados?

R. El Gobierno nos acosa, vigila nuestras actividades y se niega a reconocernos legalmente. Sin embargo, también saben lo que estamos haciendo, porque constantemente presentamos quejas y peticiones a las diferentes instancias judiciales, como tribunales municipales y provinciales o la propia Fiscalía General de la República. Para el año 2013 ya se habían presentado unos 13 casos de habeas corpus ante el Tribunal Provincial de La Habana.

El Gobierno no responde a estas solicitudes y quejas por regla general, pero ya en este año –después de mucho insistir– presentamos el habeas corpus para un caso de tres opositores detenidos ilegalmente. En ese momento nos dimos cuenta de que ya se había habilitado una sala especial en el Tribunal Provincial para estos casos y que es atendida por una jueza.

"Este año presentamos el 'habeas corpus' para un caso de tres opositores detenidos ilegalmente y nos dimos cuenta de que ya se había habilitado una sala especial en el Tribunal Provincial para estos casos"

P. ¿Si Cubalex está ilegalizado, entonces cómo trabajan?

R. El habeas corpus no tiene la jerarquía constitucional que debería tener en Cuba. El familiar, amigo del detenido, incluso un testigo del arresto, puede presentar la solicitud del habeas corpus, no tiene que ser presentado por un letrado registrado en un bufete colectivo, que es la institución donde tiene que registrarse un abogado para ejercer legalmente en un proceso. Lo que nosotros hacemos es asesorar a ese familiar y redactar con la formalidad requerida las peticiones.

P. ¿Y los talleres y cursos que imparten?

R. Precisamente estos asuntos de los que hemos hablado forman parte de los materiales y casos que usamos en los talleres que impartimos a activistas políticos, miembros de la sociedad civil cubana y también a ciudadanos sin tendencia política que así lo solicitan. Esto lo hacemos en casi todas las provincias de Cuba.

Cubalex ha ido evolucionando y hemos ido sumando nuevas actividades, como los trabajadores sociales que se dedican a visitar presos. En la actualidad atendemos muchos casos de delitos comunes, aunque algunos de ellos lo son debido a la política restrictiva que se impone en el país y que limita las libertades económicas o de cualquier tipo.

Es una tarea ardua, porque sucede que los opositores, con muchos motivos para ello, tienen una enorme desconfianza en la efectividad de la ley cubana. Por esa razón se abstienen de apelar o de acudir a las instancias judiciales cuando son víctimas de alguna violación de sus derechos.

P. He sabido que se prepara un evento para final de este año al que han pensado invitar al Premio Nobel de la Paz, Lech Walesa.

R. Extendimos una invitación al señor Lech Walesa, durante un reciente viaje a Varsovia, para que asista a un evento que estamos convocando para el mes de noviembre de este año y que se llama Trazar un Camino hacia la Democracia. El expresidente polaco ya ha confirmado su intención de participar pero queda pendiente que las autoridades cubanas le extiendan la visa para entrar al país.

"Los opositores tienen una enorme desconfianza en la efectividad de la ley cubana. Por esa razón se abstienen de apelar o de acudir a las instancias judiciales"

P. ¿Qué temas abordarán durante el evento?

R. Tenemos una amplia agenda en la que están la ley de asociaciones, la libertad sindical, la soberanía popular, la necesidad de la separación de poderes públicos, la autodeterminación de los pueblos... y todo esto, vinculado con la propuesta de una reforma constitucional.

P. ¿Será posible cambiar la Constitución antes de que cambie el Gobierno?

R. Conocemos el escenario político de estos momentos y la falta de voluntad del Gobierno, que no está dispuesto a ceder espacios públicos. Pensamos, sin embargo, que si vamos a rescatar el valor del ciudadano, que el ciudadano se reconozca a sí mismo como soberano y con legitimidad –como lo establece la actual Constitución– si se identifican con sus valores y derechos, todo puede suceder.

P. ¿Nuevos proyectos?

R. Tengo uno que se llama justamente así Proyecto Nuevo. Se trata de crear microcampañas, con la menor cantidad de recursos posibles, dirigidas a personas a través de la comunicación y el lenguaje para crear líderes en la comunidad a partir de talleres que se realicen todas las provincias.

P. ¿Escéptico u optimista con el futuro de Cuba?

R. Optimista.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11