“No hay solución a la problemática cubana sin el exilio”

El jurista Guillermo Toledo. (14ymedio)
El jurista Guillermo Toledo. (14ymedio)

El Encuentro Nacional Cubano, que tendrá lugar en Puerto Rico del 12 al 15 de agosto, está suscitando expectativa y polémica. La coincidencia de fechas con la ceremonia de reapertura de la embajada de Estados Unidos en La Habana y con la visita a Cuba del secretario de Estado, John Kerry, plantea un reto para las fuerzas cívicas, que se debaten entre estar en San Juan por esos días o presenciar el momento histórico desde territorio nacional.

Guillermo Toledo, jurista de profesión y uno de los coordinadores del evento, detalla a 14ymedio los objetivos de la cita y su importancia.

Pregunta. ¿Cómo surge la idea del Encuentro Nacional Cubano?

Respuesta. La idea la sometí por escrito hace alrededor de dos años al seno de Cubanos Unidos de Puerto Rico para que la analizaran y me dieran una respuesta. Pasaron unos meses y no se movía la propuesta, así que insistí. Me designaron entonces como coordinador del Encuentro Nacional Cubano, nombre que surgió de reuniones que sostuvimos

P. ¿Quiénes participan en la organización?

R. Junto a los miembros de Cubanos Unidos de Puerto Rico, participan hermanos puertorriqueños que han puesto su talento y trabajo en este empeño. Están, además, los hermanos cubanos que han abierto sus bolsillos para hacer realidad un evento de ésta magnitud. Son los mismos que en una futura Cuba libre y democrática ayudarán con sus inversiones al desarrollo material de nuestro pueblo. 
Para todos ellos nuestra infinita gratitud.

No existe precedente alguno con el carácter y la naturaleza del Encuentro Nacional Cubano

P. ¿Hay precedentes de este tipo de encuentros?

R. Se han sucedido grandes eventos de exiliados cubanos, pero hasta donde sé no existe precedente alguno con el carácter y la naturaleza del Encuentro Nacional Cubano. No he conocido otro evento que reúna a tantas organizaciones y opositores democráticos de dentro y fuera de Cuba, independientemente de su manera de pensar.

P. ¿Quiénes participarán?

R. La comisión del Encuentro ha decidido no mencionar nombres hasta que no se acerque más el evento, pero estarán los principales líderes opositores democráticos de dentro y fuera de Cuba, aunque hay muchos que no hemos podido invitar por falta de recursos. No me gustan las etiquetas políticas, pero podría decirse que hemos invitado a participar al centro democrático, la derecha democrática y la izquierda democrática.

P. ¿Amén del posicionamiento que tengan en relación al restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos?

R. No importa si se está a favor o en contra de la política del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hacia Cuba. Ese elemento no puede y no debe ser un nuevo factor de desunión. Si somos demócratas debemos respetar la opinión de toda persona y esa es la regla de oro del encuentro.

P. ¿Cuáles son los objetivos del evento?

R. Lograr la unidad de acción en la diversidad mediante el mecanismo correcto que nos lleve a una Cuba libre, próspera, justa y democrática. También buscar en mesas de trabajo las estrategias, tácticas y métodos pacíficos para alcanzar ese objetivo compartido. Queremos enviarle un mensaje de unidad al pueblo cubano y a la comunidad internacional.

El objetivo es lograr la unidad de acción en la diversidad mediante el mecanismo correcto que nos lleve a una Cuba libre, próspera, justa y democrática

P. ¿Por qué la elección de Puerto Rico como lugar para el encuentro?

R. Ambos pueblos tienen un lazo histórico común. El Partido Revolucionario Cubano creado por José Martí tenía una sección para ayudar a que Puerto Rico consiguiera la independencia de España. Además se trata de un lugar neutral, donde no afloran con esa intensidad las pasiones entendibles del exilio de Miami. Tampoco tenemos aquí a la Seguridad del Estado o gestapo castrista operando con la intensidad que lo hace en Miami en su función de dividir.

P. ¿Será también protagonista la emigración del cambio democrático cubano?

R. La independencia de Cuba no hubiera podido lograrse sin el aporte de la emigración o el exilio. La guerra de 1895 tuvo su origen con el papel protagónico de José Martí fuera de Cuba, aunque las batallas se libraron al interior de la Isla. Ambas orillas jugaron un papel decisivo cuando se terminó con el despotismo colonial español. Hoy en día se trata de terminar con una dictadura totalitaria. No hay solución a la problemática cubana sin el exilio.

P. Una vez conocida la coincidencia de fechas de la cita en Puerto Rico con la ceremonia de reapertura de la embajada de Estados Unidos en Cuba y dada la importancia histórica que esta última tiene, ¿no han pensado en cambiar la fecha del encuentro?

R. Cubanos Unidos de Puerto Rico escogió las fechas del 13, 14, y 15 de agosto de este año mucho antes del 17 de diciembre de 2014 en que se hizo el anuncio de la nueva política de Estados Unidos hacia Cuba. Habría que preguntarle a los norteamericanos si fue casualidad que escogieran el 14 de agosto para el evento de su embajada.

El evento no puede suspenderse o hacerlo en otra ocasión porque ya se conoce internacionalmente sobre el mismo, pero además la pérdida monetaria sería enorme. Tampoco creemos que existe una razón válida para posponerlo ya que el nuestro es un evento netamente cubano para discutir y llegar a acuerdos sobre Cuba, y el de la embajada es, como debe ser, norteamericano.

P. ¿Qué sueño le falta por ver realizado?

R. Regresar con dignidad y ayudar a crear una nueva Cuba donde la gente viva en progreso material, espiritual y con libertad.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 52