telefono

Opinión

Del biberón al teclado

Están sentados en una esquina de la calle G. No se hablan, no intercambian miradas, sólo observan los móviles. Sus dedos parecen insectos, largos, ágiles, nerviosos, que se desplazan sobre la ...

+ cargar más