Acuerdo entre Pekín y La Habana para invertir en el turismo en Cuba

Avión de Air China. (CC)
Un avión de Air China. (CC)

Los responsables chinos y cubanos del turismo acordaron este miércoles dar un nuevo impulso a varios proyectos en ese sector, que se sumarán al desarrollo hotelero y de campos de golf en el que las dos partes ya está colaborando. Aprovechando la presencia en la Isla de Li Jinzao, presidente de la Administración Nacional de Turismo de China, ambos Gobiernos firmaron un memorando de entendimiento para acelerar el intercambio entre autoridades y empresarios vinculados a esa actividad.

Después de crecer a un ritmo del 27% en 2013 en relación al año anterior con la llegada de 28.239 viajeros, el número de turistas chinos que viajan a la Isla ha aumentado a una velocidad menor este año, ya que se ha registrado un incremento del 15,4% al cierre de julio de 2015 (16.676 visitantes frente a los 14.452 de los primeros siete meses de 2014).

Los vínculos entre ambas naciones en este sector comenzaron a incrementarse en 2003, cuando Cuba fue el primer país latinoamericano declarado oficialmente como destino turístico por el Gobierno chino.

Entre enero y julio de este año, el número de turistas chinos que viajan a la Isla creció un 15,4% en comparación con 2014

El pasado mes de febrero, tres agencias de viaje chinas (Shijiazhuang International Travel Service, Amazing Travel y Beijing Tianxingjian International Travel Service) recibieron un reconocimiento de Alberto Blanco, embajador de Cuba en Pekín, por sus resultados en la promoción de la Isla como destino y por el número de turistas enviados a este país.

La compañía Beijing Enterprises Holdings Limited proyecta, junto al grupo cubano Palmares, la creación de una gran inmobiliaria, que incluirá un hotel cinco estrellas y un campo de golf, en la zona de Bellomonte, al este de La Habana, mientras que la firma china Suntime valora invertir en la construcción de un hotel en la Marina Hemingway, al oeste de la capital.

A finales de este mes, Air China iniciará vuelos directos hacia Cuba, según un acuerdo formalizado en marzo y que prevé utilizar un avión de grandes proporciones, como un Boeing 747 o un Airbus 300, con una parada técnica en Toronto.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2